• El Gobierno de Cristina Fernández había aumentado su presión sobre la entidad en las últimas semanas.
  • Le había amenazado con retirarle la licencia bancaria si no procesaba los pagos de deuda argentina.
  • Sienta un precedente que respalda la posición argentina frente a los 'fondos buitre' y pone en dudas la ecuanimidad de la justicia americana.
Citigroup podrá procesar pagos de deuda de Argentina. Hasta conocerse la decisión, tomada por el juez neoyorkino Thomas Griesa (en la imagen), hubo tensión sobre si Citigroup podría procesar dos pagos de deuda el 31 de marzo y el 30 de junio. Argentina había amenazado con retirarle la licencia bancaria en caso de no hacerlo y, en general, el Gobierno de Cristina Fernández había aumentado su presión sobre la entidad en las últimas semanas, informa Reuters. La decisión sienta un precedente que respalda la posición argentina frente a los fondos buitre y pone en dudas la ecuanimidad de la justicia americana. Esa es al menos, la interpetación de la prensa argentina.

La semana pasada, Griesa había rechazado una moción del banco, en la que pedía ser eximido de la cláusula de pago simultáneo, con el fin de poder realizar el desembolso y evitar el incumplimiento de la legislación argentina, lo que le acarrearía duras sanciones. La autorización de Griesa frena la escalada de tensión de los últimos días entre la filial local del Citibank y el Gobierno argentino.

El propio banco emitió un comunicado informando sobre este nuevo giro de la situación: "Ayer la Corte del Distrito Sur de Nueva York emitió una estipulación y orden por la que, entre otras cosas, no impedirá a Citi que su sucursal de Argentina cumpla con sus obligaciones de procesamiento de pago en relación a los intereses de los bonos en dólares bajo ley argentina", rezaba el comunicado de la entidad.

Además, Citigroup informó que el juez Griesa no impedirá que su filial argentina "ejecute su salida del negocio de custodia de títulos en Argentina, proceso que se llevará a cabo en total acuerdo con las leyes y regulaciones vigentes". Según el comunicado, "el negocio de custodia representa aproximadamente el 2 por ciento de los ingresos de Citi Argentina y, por su propia naturaleza, no tiene relación significativa con el resto de sus actividades bancarias" que se desarrollan en el país. La entidad bancaria señala que el "Citi ha cumplido un papel relevante en la economía argentina durante más de 100 años y espera continuar desempeñando ese rol a lo largo de las décadas venideras".

La decisión de Griesa desbloqueará el conflicto que se había desatado en torno a la entidad por la disputa judicial entre la nación sudamericana y los acreedores de títulos de su deuda soberana.

Andrés Velázquez
[email protected]