• El fiscal Alberto Nisman presentó una denuncia contra la presidenta Cristina Fernández por presunto encubrimiento del atentado a la AMIA, en el que murieron 85 personas en 1994.
  • Pero la denuncia ha quedado definitivamente rechazada por la Cámara Federal de Casación Penal, que desestimó la apelación del fiscal Germán Moldes.
  • Cuatro días después de presentar esa denuncia, el fiscal Nisnam murió en extrañas circunstancias todavía no aclaradas.
La Cámara Federal de Casación Penal ha cerrado formalmente la denuncia penal que el fiscal Alberto Nisman (en la imagen) presentó contra la presidenta Cristina Fernández por presunto encubrimiento del atentado a la AMIA, en el que murieron 85 personas en 1994, informa La Nación. Nisman sostenía que el Gobierno había firmado un memorándum con Irán que incluía el ocultamiento de los indicios sobre la participación de altos cargos de este país en el atentado de 1994. Cuatro días después de presentar esa denuncia, el fiscal murió en extrañas circunstancias todavía no aclaradas. Como recuerda El País, cuando murió Alberto Nisman, un 18 de enero de 2015, varios fiscales se conjuraron para seguir adelante con su denuncia contra la presidenta Fernández, por encubrimiento del atentado de la AMIA. Lo intentaron hasta el final, pero la denuncia ha quedado definitivamente rechazada. La Cámara Federal de Casación Penal desestimó la apelación del fiscal Germán Moldes, con lo que formalmente la denuncia acaba su recorrido judicial. La decisión se tomó de forma unánime. Con esta decisión quedó firme el fallo de la Sala I de la Cámara Federal, que desestimó la denuncia por considerar que había "inexistencia de delito". En su fallo, Casación avaló la decisión del fiscal Javier De Luca, integrante de la agrupación filokirchnerista Justicia Legítima, que dio por cerrada la investigación y no apeló el fallo de la Cámara. Al no haber apelado el fallo, Casación dio por desestimada la apelación del fiscal Germán Moldes para evitar que se cierre la denuncia de Nisman contra la Presidenta. Los jueces Gustavo Hornos, Ana María Figueroa y Luis María Cabral procedieron de esta manera al cierre definitivo de la denuncia de Nisman contra la presidenta y el canciller Héctor Timerman. Recordemos que la denuncia en un primer momento puso en serios aprietos al Gobierno de Cristina  y tuvo una gran repercusión internacional, pero ha ido poco a poco diluyéndose hasta quedar definitivamente en nada. No obstante, mientras su denuncia muere definitivamente, el caso de su propia muerte sigue lejos de aclararse. El gran misterio de Argentina está lejos de resolverse, y la fiscal retrasa una y otra vez la decisión final de la junta médica que deberá dilucidar si Nisman se suicidó o fue asesinado. En este momento todo parece indicar que los médicos se inclinarán por el suicidio aunque hay división entre los profesionales y los representantes de la demanda de la exmujer de Nisman siguen defendiendo que el fiscal fue asesinado. Lo más probable es que no se llegue a ningún tipo de informe unánime y la incógnita siga por mucho tiempo entre los argentinos, que de momento, según las encuestas, siguen creyendo mayoritariamente que fue asesinado, tal y como explica El País. Andrés Velázquez [email protected]