• El ministro de Economía del Reino Unido, Philip Hammond, se ha limitado a la agenda comercial.
  • También critican al Gobierno de Macri, por no sacar el tema.
El ministro de Economía del Reino Unido, Philip Hammond ha visitado Argentina. Llegó con una comitiva de empresarios y llamó el pasado miércoles a "recuperar el espíritu de aquellos tiempos en los que el Reino Unido era el primer socio comercial de la Argentina", y ratificó la voluntad del gobierno de Theresa May de encontrar nuevos mercados más allá de la Unión Europea (UE), una búsqueda que el Brexit volvió inevitable. Se conversó, entre otros temas, sobre la posibilidad de impulsar el vínculo comercial entre ambos países y la agenda de la Argentina en el G-20, grupo que presidirá hasta la realización de la cumbre en Buenos Aires, a fines de 2018. Pero no se habló de la disputa por la soberanía de las Islas Malvinas, según recoge La Nación. Cosa que no ha gustado nada a muchos argentinos. Por ejemplo, en un artículo en Crónica, puede leerse: "En la agenda del funcionario británico no aparece ninguna mención a la cuestión Malvinas y demás islas del Atlántico Sur ocupadas. No debe sorprender, ya que tanto desde sectores conservadores británicos como desde los kelpers le advirtieron que ni se le ocurra hablar del tema soberanía. "Falklands no están en venta", le dispararon desde Puerto Argentino, recoge Crónica. Pero lo que resultaría sorprendente y, más aún, muy preocupante es que tampoco haya ningún pronunciamiento oficial de parte del gobierno argentino. Más allá de que el ministro de Economía no sea el funcionario específico al cual debería hacerle un planteo, al formar parte del gabinete bien puede llevarle un mensaje a la primera ministra, Theresa May, más aún tomando en cuenta que el año próximo la propia May tiene que venir a la reunión del Grupo de los 20 (G20)". José Ángel Gutiérrez [email protected]