• La siderúrgica presenta unos buenos resultados de 2017: 3.670 millones de euros de beneficio neto.
  • Por eso recupera el dividendo, aunque sin pasarse: 0,10 dólares por acción, en lugar de los 0,30 que esperaba el mercado.
  • Tampoco es espléndida con los trabajadores de las plantas de Asturias: limita la subida salarial al 2%.
  • Y es que a pesar de reducir deuda, aún es elevada (8.120 millones), y se enfocará en el desapalancamiento.
Arcelor-Mittal puede estar satisfecha porque se ha robustecido como el acero al ganar un 157% más en 2017. Sin embargo, a pesar de esto, ha cerrado el puño a la hora de premiar a accionistas y empleados. La siderúrgica que tiene como presidente y Ceo a Lakshmi N. Mittal (en la imagen) ha presentado unos buenos resultados anuales, confirmando la tendencia que se vio en los nueve primeros meses. En concreto, el beneficio neto ha sido de 3.670 millones de euros ( 157%), el Ebitda se ha situado en 6.755 millones ( 34,4%) y la cifra de negocio ha alcanzado los 55.172 millones ( 20,9%). Por todo ello, Arcelor-Mittal ha decidido recuperar el dividendo, que llevaba suspendido desde 2015. Eso sí, sin pasarse: abonará 0,10 dólares por acción (unos 0,08 euros), en lugar de los 0,30 dólares que esperaba el mercado. Esto ha provocado que cayera en bolsa en los primeros compases de la sesión (-2%), pero después subía un 1%. La siderúrgica tampoco va a ser espléndida con los trabajadores de las plantas de Asturias al limitar la subida salarial al 2%, como informó La Nueva España. De hecho, ha rechazado un alza adicional del 0,5% al considerar que no lograron los resultados previstos. Y es que a pesar de reducir deuda, esta aún es elevada (8.120 millones), y se enfocará en el desapalancamiento. Cristina Martín [email protected]