• "Pero quizás resulte demasiado 'moderado' para alzarse con la nominación republicana".
  • Así que el peor enemigo de Hillary es su deteriorada salud y su edad.
  • El gran cambio del Supremo norteamericano para estas elecciones: los Super P.A.C.'s  podrán donar sin límites y, además, no hará falta identificar a los donantes.
  • Eso sí, "solo la derecha republicana defiende, sin complejos, una serie de principios", por ejemplo, el derecho a la vida.
  • En España, asegura Camuñas, "estamos abocados a una próxima legislatura corta, de dos años. Luego se volverá al bipartidismo, aunque quizás con otras siglas".
Antonio Camuñas (en la imagen), presidente de la consultora Global Strategies y de la Cámara de Comercio España-Estados Unidos, con sede en Nueva York, se ha incorporado al Consejo de El Español, el diario digital que lanzará en septiembre, Pedro J. Ramírez. Tras tres décadas a caballo entre uno y otro lado del Atlántico, Camuñas es un experto en el proceso electoral norteamericano. En conversación con Hispanidad, de entrada anticipa que Jeb Bush se acabará presentando a las elecciones y, además, que es el único republicano capaz de hacer frente a Hillary Clinton, la gran favorita. Otra cosa es que asegure que, probablemente, el ex gobernador de Florida "sea demasiado moderado", dada la creciente derechización del resto de su partido. Otro problema electoral para el partido del elefante es que tiene demasiados candidatos, mientras los demócratas se han arracimado alrededor de Hillary. Puede repetirse el espectáculo de las pasadas elecciones, con un Mitt Rommey que deba aunar demasiadas tendencias dentro del universo republicano. Eso sí, "la derecha republicana norteamericana se ha convertido en el reducto de una serie de líderes que defienden, sin complejo alguno, una serie de principios que en Europa nadie se atreve a defender", asegura Camuñas, en relación, por ejemplo, al derecho a la vida o a la familia natural. En cualquier caso, el dictamen está claro. Solo Jeb Bush es capaz de plantarle cara a Hillary Clinton en noviembre. Además, nunca como en las próximas generales norteamericanas, "la Casa Blanca se venderá más cara". El Tribunal Supremo ha revolucionado el panorama político con su sentencia de que los Super P.A.C.'s,  que podrán donar sin límites y, además, no hará falta identificar a los donantes. En otras palabras, todos los grupos de presión, personales, institucionales o corporativos que venden sus idas y pagan su propaganda a favor de los demócratas o de los republicanos, ya no tienen límites para la costosa financiación de sus campañas. Eso beneficia tanto de Jeb Bush como a Hillary Clinton y perjudica al resto de candidatos, como Ted Cruz o Marco Rubio, por citar dos ejemplos. El cualquier caso, Hillary es la favorita. Si gana, probablemente, con el intervalo Obama, habremos tenido 24 años, ampliables a 28, con dos apellidos: Clinton y Bush. El principal enemigo de Hillary es "su salud" deteriorada y "su edad": jurará el cargo con 69 años. ¿Y qué pasa con España? Pues el análisis del Camuñas es muy claro: "Somos una democracia joven. Lo que está ocurriendo en España es una consecuencia lógica de nuestra corta andadura democrática. El electorado va a castigar los defectos y abusos del bipartidismo. Por eso baja la intención de voto del PP pero no se traduce en una subida de votos para el PSOE: el ciudadano les ve iguales". De ahí que se disponga a "castigar a quienes han estado en el poder durante 30 años y a dar una oportunidad a gente nueva. Lo cual es muy lógico y hasta muy sano". Ahora bien "un parlamento de cuatro partidos nos aboca a una legislatura corta de dos años… y lo lógico será que luego se volviera a primar a partidos mayoritarios: De lo que se haga a partir de las elecciones sabremos si ese bipartidismo tendrá las mismas siglas que ahora o serán otras distintas". Eulogio López [email protected]