• La moneda virtual se instala en Grecia.
  • Un cajero admite sacar 1.000 euros diarios.
  • Dos problemas: que haya vendedores que la acepten, y lo de siempre: se trata de una moneda sin respaldo, sin un banco central detrás.
Primero fue hasta el 7 de julio, pero ahora, el corralito de los bancos griegos se extenderá, al menos, hasta el próximo lunes 13. Malas noticias para una población que hace largas colas en los cajeros para retirar, como máximo, 60 euros diarios. En vista de la situación, el uso de tarjetas de crédito y débito se ha disparado, en un país en el que siempre ha predominado el uso de efectivo. En este contexto, la empresa catalana Bitchain va a instalar un cajero bitcoin el próximo sábado 11 de julio, en Atenas. Es un paso más de la moneda virtual en el país heleno. Y es que, según esta empresa, el número de transacciones con bitcoins se ha disparado un 400% durante las últimas semanas. En cualquier caso, el nuevo cajero permitirá retirar hasta 1.000 euros diarios, a pesar de la restricción impuesta por el corralito. Eso sí, únicamente a los usuarios que ya posean bitcoins. También se podrán comprar con euros, aunque al cambio actual, hacen falta 247 euros para hacerse con un bitcoin. Ahora bien, el interés de los griegos por el bitcoin podría aumentar en caso de abandonar el euros y volver a un devaluado dracma. Pero esa posibilidad parece desvanecerse con el paso de los días y de las negociaciones entre el Gobierno griego y Bruselas. Sea como fuere, la moneda virtual más conocida –no es la única- sigue teniendo dos problemas: que haya establecimientos y vendedores que la acepten, y el más importante: se trata de una moneda sin respaldo oficial, esto es, sin un banco central detrás, con todos los riesgos que implica. Pablo Ferrer [email protected]