• Moreno Bonilla (PP) ha insistido en que quien gane las elecciones debe gobernar y que si Susana Díaz (PSOE) obtiene un voto más que él, ella gobierna.
  • Sus declaraciones cuadran con ese pacto que -como adelantó Hispanidad- buscan Rajoy y González a nivel nacional.
  • Un acuerdo que dejaría fuera a los neocomunistas de Podemos.
  • Y una alianza que cuenta con el visto bueno del Consejo Empresarial de Competitividad. 
Hoy termina la campaña electoral de las elecciones autonómicas andaluzas. Los candidatos a la presidencia de la Junta han coincidido en elegir Sevilla para celebrar sus respectivos mítines de cierre de campaña. La presidenta de la Junta y candidata del PSOE a la reelección, Susana Díaz, contará por segunda vez en la campaña con el apoyo del líder de su partido, Pedro Sánchez. El candidato popular, Juan Manuel Moreno, estará acompañado por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la secretaria general PP, María Dolores de Cospedal. Por su parte, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, se desplazará hasta dos Hermanas para apoyar a la candidata de su partido, Teresa Rodríguez. Mientras que el coordinador general de IULC-CA, Antonio Maíllo, compartirá escenario con su homólogo nacional, Cayo Lara.

Por lo que respecta a la favorita en las encuestas, la socialista Susana Díaz, se ha dedicado durante la campaña a ignorar al candidato del PP, Juan Manuel Moreno Bonilla, y a mostrar una actitud arrogante. Se pudo ver en los debates televisados.

Sin embargo, el candidato popular Moreno Bonilla ha optado por un 'perfil bajo'. Hoy, por ejemplo, en Onda Cero, ha insistido en que quien gane las elecciones debe gobernar y que si Susana Díaz obtiene un voto más que él, ella gobierna. Es decir -cabe interpretar- que Moreno dejaría que gobierne Susana Díaz la comunidad autónoma, con la abstención del PP.  

La actitud de Moreno cuadra perfectamente con la tesis de Hispanidad según la cual podría darse un gran pacto PP-PSOE para alejar el fantasma del neocomunismo de Podemos. Y el primer acto de esa gran coalición PP-PSOE sería Andalucía.

Dicho pacto, a nivel nacional, cuenta con la aquiescencia del Consejo Empresarial de Competitividad (CEC) y con la batuta en la sombra de Mariano Rajoy y de Felipe González.

Permanezcan atentos a sus pantallas...

Andrés Velázquez
[email protected]