• La presidenta del Santander, de road show por Estados Unidos, busca inversores para futuras emisiones de deuda.
  • La mayor novedad: la rentabilidad del banco en 2018 será del 11,5% en lugar del 11% previsto inicialmente.
Los actuales inversores y, sobre todo, los futuros, pueden estar tranquilos. En sólo 60 días, el Santander ha alcanzado los tres objetivos clave en la absorción del Popular. A saber: un incremento de capital de7.000 millones de euros, la aceptación del 50%, por parte de clientes y accionistas del Popular, de la oferta de bonos perpetuos, y la venta de activos inmobiliarios por unos 3.000 millones de euros. De paso, Ana Botín (en la imagen) no ha dejado escapar la ocasión para recordar a los 200 analistas e inversores reunidos este martes en la Bolsa de Nueva York, que adquirió el Popular después de ser intervenido por la Junta Única de Resolución europea. De todos los anuncios realizados, el más novedoso es este: la rentabilidad del banco en 2018 no será del 11%, como estaba previsto inicialmente, sino del 11,5%. Lo dicho, todos tranquilos. Seguro que el road show norteamericano resulta un éxito y Botín consigue los inversores necesarios para las futuras emisiones de deuda no preferente, o senior non preferred. Pablo Ferrer [email protected]