• Además, el regulador vigilará quiénes han negociado los derechos de suscripción preferente y quiénes no.
  • Porque la clave de esta ampliación sigue siendo el fortísimo descuento.
  • Ahora, la clave es la capacidad de generación de recursos de la red de oficinas del banco.
  • El Popular se ha convertido en el espejo de todo el sector bancario español.
  • Ahora es una entidad de corte estadounidense. Es decir, si consigues dinero en el mercado, eres solvente. Y si no, no lo eres.
  • Y, por supuesto, si lo consigue seguirá en solitario, aunque los rumores en Madrid dicen que sigue escuchando ofertas.
La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) obligó al Banco Popular a recalcar, en el folleto de la ampliación, que registrará pérdidas en 2016. Unas pérdidas que el banco sitúa entorno a los 2.000 millones de euros. Muchas son las incertidumbres que planean sobre el banco que preside Ángel Ron. En la información adicional aportada en el folleto de la ampliación, la entidad advierte de siete riesgos que amenazan, no sólo al Popular, sino al conjunto del sector y a toda la economía española. La entrada en vigor, el 1 de octubre, de la Circular 4/2016 del Banco de España es la primera de esas incertidumbres. La Circular busca, entre otras cuestiones, que el cálculo de las provisiones que realizan los bancos siga unas pautas más sólidas. Por ejemplo, los bancos tendrán que incluir información sobre los descuentos a aplicar a las garantías inmobiliarias y la periodicidad de la actualización de las tasaciones. Otro factor de riesgo es el empeoramiento de las previsiones macroeconómicas que ha llevado a los organismos internacionales a revisar a la baja las perspectivas de crecimiento a medio plazo. A esto se une la inestabilidad en los mercados financieros producida, entre otras, por las dudas sobre la economía china y sobre el precio del petróleo. Más incertidumbres que cita el Popular: la baja rentabilidad del sector financiero, motivada por los bajísimos tipos de interés, por la todavía elevada morosidad y por el elevado nivel de activos no productivos. La entidad no se olvida de la incertidumbre política que generan las próximas elecciones generales del 26-J y el Brexit del próximo jueves 23. Y para terminar, la incertidumbre sobre la retroactividad total o parcial de las cláusulas suelo. Si los tribunales decretan la retroactividad de la nulidad desde el inicio de las cláusulas suelo, el banco estima que el importe de las provisiones ascendería a 684 millones de euros, de los que 350 ya estaban provisionados a 31 de diciembre de 2015. Todo esto podría dar lugar a "provisiones o deterioros durante el ejercicio 2016 por un importe de hasta 4.700 millones de euros. De producirse esta situación -señala la entidad en el folleto- ocasionaría previsiblemente pérdidas contables en el entorno de los 2.000 millones de euros en el ejercicio 2016, que quedarían íntegramente cubiertas, a efectos de solvencia, por el Aumento de Capital, así como una suspensión temporal del reparto del dividendo". Además de obligar al banco recalcar las pérdidas previsibles de 2016, la CNMV vigila muy de cerca quiénes han negociado los derechos de suscripción preferente y quiénes no. Para entendernos, la manera de ver si el descuento aplicado es demasiado grande es ver cuántos accionistas han vendido sus derechos y cuántos no lo han hecho. Si son muchos los que los venden significa que el descuento no es muy grande. Si, por el contrario, son muy pocos los que ejercen ese derecho, significa que el descuento es demasiado grande y no sale a cuenta vender esos derechos. En cualquier caso, una vez cerrada la ampliación -con una sobredemanda del 35,75%- la clave va a estar en la capacidad de generación de recursos de la red de oficinas del banco. El Popular se ha convertido en el espejo de todo el sector en España y se ha pasado a ser una entidad de corte estadounidense. Es decir, si consigues dinero en el mercado eres solvente. Y si no lo haces, no lo eres. Evidentemente, y eso hay que reconocérselo, si la red del Popular no fuera capaz de generar recursos, los inversores no habrían acudido a la ampliación por grande que fuera el descuento. Por supuesto, si finalmente consigue enderezar el rumbo tras la ampliación, el Popular seguirá en solitario, aunque lo cierto es que los rumores que circulan por Madrid dicen que el banco sigue escuchando ofertas. Pablo Ferrer [email protected]