• La tecnológica logra un preacuerdo para hacer una ampliación de capital en Medidata informática y XC Comercial por 5,78 millones.
  • Tecnola será la suscriptora de dicha ampliación, convirtiéndose así en el principal acreedor de la filial brasileña.
  • Hace casi dos semanas, Amper hizo otra capitalización de deuda por 27,7 millones (7,8% del capital).
  • Pero sus problemas vienen de lejos por la progresiva pérdida de cuota y de negocio que viven los proveedores de telecos.
Amper continúa con su proceso de reestructuración y lucha por sobrevivir para dejar atrás los problemas. Por ello, se agarra a un clavo ardiendo, concretamente a su deuda. Y es que ahora también capitaliza deuda no sólo suya, sino de sus filiales, en concreto, de la brasileña Medidata informática y XC Comercial, según la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La tecnológica ha logrado un preacuerdo para hacer dicha capitalización de deuda, mediante una ampliación de capital por 5,78 millones de euros. Esta cifra representa el 79% de la deuda de la filial brasileña. Tecnola forma parte de un grupo inversor que es propietario del 1,3% del capital de Amper, será la suscriptora de la ampliación, convirtiéndose en el principal acreedor de Medidata informática y XC Comercial. La conversión de deuda debe ser ahora aprobada por el consejo de administración de la compañía que preside Jaime Espinosa de los Monteros (en la imagen) antes del 30 de marzo, una vez obtenidas las autorizaciones que, en su caso, procedan bajo el contrato de financiación sindicado. Y en caso de que obtenga un 'sí' fortalecerá el patrimonio del grupo en 5,7 millones y un resultado extraordinario de unos 4,7 millones. Pero no es la primera conversión de deuda ni la última. Hace casi dos semanas, Amper llevó a cabo otra por 27,7 millones (7,8% del capital). Claro que esa cifra sólo suponía el 25% del total que la compañía tiene previsto capitalizar. Por tanto, habrá más en un futuro próximo. Sin embargo, los problemas de Amper vienen de lejos. En primer lugar, por la progresiva pérdida de cuota y de negocio que viven los proveedores de telecos, pues también Ezentis y Tecnocom, se han visto afectados. Segundo, por su elevada deuda. Y todo esto se ha hecho notar en su capitalización, que ahora sólo asciende a 70 millones, pues las acciones cotizan a 0,118 euros. Cristina Martín [email protected]