• El gigante de comercio electrónico inaugura su supermercado 'online' en España, en el que venderá alimentos no perecederos y productos de limpieza.
  • Amazon desafía así a los grandes distribuidores españoles del sector alimentario (Mercadona, Dia, Carrefour, El Corte Inglés, etc.).
  • Vio una oportunidad y no la ha dejado escapar: en 2014, las familias españolas sólo gastaron 588 millones en la venta 'online' de alimentación.
  • Esta cifra supone apenas el 0,6% del gasto total en alimentación, que ascendió a 98.000 millones.
Este martes apuntábamos que el comercio minorista ha sumado ya un año de ascensos en sus ventas, que además impulsa el empleo en el sector. Una noticia muy positiva, ya que el pequeño comercio ha sido bastante golpeado durante la crisis y frente al auge de las grandes superficies sólo le quedan los productos frescos como refugio. Este último planteamiento cobra aún mayor protagonismo tras conocer que Amazon ha inaugurado su supermercado online en España, donde venderá alimentos no perecederos y productos de limpieza. Lo hará de una forma muy cómoda para el cliente: la tienda estará abierta 24 horas al día, todos los días de la semana, será accesible desde cualquier lugar a través de la aplicación gratuita y sólo bastará un clic para llenar la despensa. Los clientes de Amazon Premium tendrán una ventaja añadida: envíos gratuitos e ilimitados que recibirán en un día. Además, el servicio de envío exprés Entrega Hoy estará disponible para alimentación, permitiendo que los clientes de la Comunidad de Madrid que compren hasta las 14:45 horas reciban su pedido por la tarde. De esta manera, el gigante de comercio electrónico fundado por Jeff Bezos (en la imagen) desafía a los grandes distribuidores españoles del sector de la alimentación (Mercadona, Dia, Carrefour y El Corte Inglés, entre ellos). De hecho, ha abierto su tienda de alimentación online con miles de artículos de importantes marcas, pero ya ha anunciado que ampliará su catálogo en las próximas semanas y meses. Amazon vio una oportunidad y no la ha dejado escapar. En 2014, las familias españolas sólo gastaron 588 millones de euros en la venta online de alimentación. Una cifra que apenas supuso el 0.6% del gasto total en alimentación, que ascendió a 98.000 millones. Pero la estrategia del gigante del comercio electrónico va mucho más allá, pues no sólo busca lucrarse de la escasa venta online de alimentación que hay en nuestro país y aumentarla en gran medida. También se ofrece como plataforma para que productores y empresas españolas puedan empezar a vender sus productos, "llegando a millones de nuevos clientes, no sólo en España sino en toda Europa", ha señalado François Nuyts, director general de Amazon.es. Claro que esto no lo hará gratis, sino que se llevará comisión de las ventas. Cristina Martín [email protected]