• Las ventas en nuestro país caen un 6,2%.
  • El laboratorio de los hermanos Gallardo se centra en el negocio dermatológico, que aporta el 89% de las ventas.
  • Los ingresos crecen con fuerza ( 70,5%) hasta los 1.407 millones de euros, de los que 546 millones provienen de la venta del negocio respiratorio a AstraZeneca.
  • Los buenos resultados se trasladan a la remuneración de Eduardo Sanchiz. El Ceo ganó un 13,6% más que en 2013, hasta los 1,6 millones de euros.
  • Pero no al mercado: a media sesión, las acciones del grupo caen más de un 10%.
  • En cualquier caso, la compañía repartirá un dividendo de 0,20 euros por título.

Cara y cruz en los resultados de Almirall correspondientes a 2014, remitidos este lunes por la compañía a la CNMV. La cara, el beneficio de 448,4 millones de euros, frente a las pérdidas de 33,7 millones de un año antes. La cruz, la caída del 6,2% de las ventas en España (236,1 millones frente a los 251,8 millones de 2013), que contrastan con el aumento del 13,5% de las ventas globales del grupo, impulsadas por Estados Unidos, Canadá y México, donde crecieron un 269%, hasta los 134 millones de euros.

En cualquier caso, el motor del laboratorio ha sido su área de dermatología, que ha aportado el 32% de las ventas, esto es, 254,5 millones de euros de los 786,4 millones de las ventas totales del grupo, con un crecimiento anual del 88,9%. Contrasta con la caída de las ventas de otras áreas como la cardiovascular (-18,8%) o la gastrointestinal y metabolismo (-9,5%).

Precisamente, el futuro del laboratorio de la familia Gallardo pasa por la especialización en dermatología, donde Almirall ya es líder en Alemania y es el quinto en el resto de Europa y en EEUU.

Pero si algo ha marcado 2014 ha sido la venta del negocio respiratorio a AstraZeneca, en el último trimestre del año. El impacto ha sido importante. Los ingresos del grupo aumentaron un 70,5% durante el ejercicio, hasta los 1.407 millones de euros, de los que 546 millones fueron por la operación con la farmacéutica británica. Hasta el momento, el laboratorio español ha ingresado 704,6 millones de euros, pero aún le quedan por recibir otros 1.075,6 millones. Dinero que el grupo empleará para crecer de manera inorgánica en el área dermatológica.

El consejero delegado de Almirall, Eduardo Sanchiz (en la imagen), no tiene dudas: "Este acuerdo nos proporciona importantes pagos en el corto plazo y una futura fuente de ingresos que nos permitirá dirigir nuestros recursos hacia las áreas de especialista y seguir creciendo para convertirnos en una compañía líder en dermatología".

Precisamente, los buenos resultados globales del laboratorio se han trasladado a la remuneración del Ceo, que ha ganado un 13,6% más que en 2013, hasta los 1,6 millones de euros, de los que 750.000 euros corresponden al sueldo y 836.000 euros a la retribución variable, según ha comunicado este lunes la compañía a la CNMV.

Los buenos resultados, sin embargo, no se han trasladado a la bolsa. A media sesión del lunes, los títulos de la farmacéutica caían más de un 10%, con un Ibex subiendo un 0,6%. En todo caso, el laboratorio que preside Jorge Gallardo repartirá un dividendo bruto de 35 millones de euros, esto es, 0,20 euros por acción, a cuenta de los resultados de 2014.

Pablo Ferrer

[email protected]