• Mientras, el Gobierno de Merkel le concede un crédito transitorio de 150 millones para que siga operando.
  • Desde el Reino Unido aseguran que EasyJet también está en la puja.
  • La caída de la segunda aerolínea alemana propicia subidas en bolsa del sector, con IAG en último lugar.
En pleno mes de agosto, la segunda aerolínea alemana se ha declarado insolvente tras perder 780 millones de euros en 2016 y comprobar como su máximo accionista, Etihad Airways, le retiraba el apoyo financiero prestado durante años. Pero tranquilos, porque la también alemana Lufthansa negocia ya la adquisición de su rival o, al menos, de parte de su rival. Está claro que el Gobierno de Merkel quiere ofrecerle el mejor final posible a Air Berlin. Y mientras se resuelve su futuro, le ha concedido un crédito transitorio de 150 millones de euros para que siga operando. Un crédito que ya veremos cómo se lo devuelve -se ha declarado insolvente- y, sobre todo, quién se le devuelve. Lufthansa no está sola. Desde Reino Unido aseguran que EasyJet también está en la puja, ya que pretende ampliar su presencia en Alemania. Lo cierto es que la caída de Air Berlin ha provocado la revalorización bursátil de sus competidoras. Todas las grandes suben este miércoles por encima del 1%, menos IAG (Iberia, British Airways, Vueling y Aer Lingus), que solo lo hace un 0,5%. Pablo Ferrer [email protected]