• La CDU de Merkel pide proteger a los cristianos en los albergues de refugiados ante las agresiones de los musulmanes.
  • "En Alemania no puede haber espacio para el odio religioso", apuntó el jefe del grupo conservador en el Parlamento alemán, Volker Kauder.
  • Y mientras, al menos 260 refugiados heridos al ser reprimidos con gases lacrimógenos por la policía de Macedonia.
El jefe del grupo conservador en el Parlamento alemán, Volker Kauder, apremió recientemente a "proteger mejor" a los refugiados cristianos acogidos en albergues, ante las informaciones de que sufren acoso o agresiones por parte de la mayoría de residentes musulmanes, informó El Diario.es. "En Alemania no puede haber espacio para el odio religioso", apuntó Kauder, líder del grupo parlamentario integrado por la Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller Angela Merkel y su hermanada Unión Socialcristiana de Baviera (CSU). El líder de los conservadores en el Bundestag (cámara baja) se refiere, en una columna publicado por el dominical 'Welt am Sonntag', a informaciones recientes según las cuales los refugiados cristianos se ven a menudo insultados, discriminados o incluso atacados por los musulmanes. "Tales comportamientos son inaceptables", prosigue Kauder, que apremia a los responsables, personal al cargo de centros de refugiados o voluntarios a actuar en consecuencia y comunicar estos casos a la policía. Y mientras, al menos "260 migrantes han resultado heridos" este domingo en la frontera de Macedonia con Idomeni (Grecia) durante los enfrentamientos con la policía, que ha utilizado "gases lacrimógenos y pelotas de goma" para reprimir un intento de cruzar la frontera, ha señalado a AFP un miembro de Médicos sin Fronteras (MSF). Los enfrentamientos comenzaron cuando más de un centenar de migrantes y refugiados trataron de cruzar por la fuerza la frontera desde el campamento de Idomeni. Los incidentes arrancaron a partir de un rumor que surgió tras ser distribuido un folleto manuscrito escrito en árabe, en el que invitaba a los refugiados a reunirse ante la valla porque la frontera se iba a abrir. José Ángel Gutiérrez [email protected]