• En rueda de prensa, el candidato de IU a la presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, ha explicado que IU no se disuelve pero que quiere concurrir conjuntamente con fuerzas de izquierda en una candidatura 'de Unidad Popular'.
  • De esa manera, da la razón a la ejecutiva de la coalición en Madrid, que presentó ayer su dimisión en bloque y denunció que ha sido una "aniquilación desde dentro".
  • Garzón, además, pretende "transformar el conjunto del Estado y el modelo de sociedad", lo que recuerda mucho a lo que dice Podemos.
  • En definitiva, lo que quieren es una reedición del Frente Popular pero llamándolo 'Proceso de Unidad Popular'.
La ejecutiva de IU en Madrid presentó ayer su dimisión en bloque tras el "fracaso sin precedentes" en las elecciones del 24 de mayo. En sus explicaciones destacaron la presión que supone que "durante cuatro meses dirigentes federales hayan pedido el voto para otras formaciones que no son IU", según señaló a Europa Press una de las dirigentes de IU, Libertad Martínez, en referencia a la postura mantenida por el candidato de IU a la presidencia del Gobierno, Alberto Garzón (en la imagen). "Hemos peleado pero no. Ha sido una aniquilación desde dentro", ha declarado afeando unas circunstancias "nunca vistas en política", añadió Libertad Martínez. Ayer, algunas informaciones aseguraban que IU no iba a concurrir a las próximas elecciones generales con sus siglas, sino que intentaría conformar un nuevo espacio con Podemos. IU calificó en Twitter estas informaciones de interesadas, asegurando que "ese debate no está abierto". Hoy, en rueda de prensa, Alberto Garzón ha explicado que IU no se disuelve  -"no va a desaparecer"-, pero que su intención es iniciar un "proceso de unidad popular" en confluencia con otras formaciones políticas -de izquierda, se entiende- en orden a "transformar el conjunto del Estado y el modelo de sociedad". vamos, una candidatura 'de Unidad Popular'. De esta manera, Garzón ha dado la razón a la ejecutiva de IU en Madrid que presentó ayer su dimisión en bloque, pues aunque formalmente no se disuelve, quedaría diluida como un azucarillo en esa presunta 'candidatura de unidad popular' con Podemos. Puede asegurarse también que Garzón prácticamente ha autodinamitado el antiguo PCE, hoy IU, con esa actitud. Y detrás de todo ello, no lo olvidemos, el deseo de la izquierda por -aunque así no lo llamen- reeditar el Frente Popular para "transformar el conjunto del Estado y el modelo de sociedad". Andrés Velázquez [email protected]