• El supervisor quiere tener acceso al registro de llamadas de las telecos y al Sepblac, el registro centralizado de blanqueo de capitales.
  • Pescanova volverá a Bolsa en menos de dos meses.
  • Opa de Atlantia sobre Abertis: el supervisor está investigando si hubo información privilegiada.
  • La gran ausente de la intervención de Albella: la confianza. Llamativo.
Sebastián Albella (en la imagen) es un convencido del mercado bursátil. Todo son ventajas para las empresas que cotizan. Acceso a financiación, transparencia, buen gobierno… y también, "facilita la sucesión en las empresas familiares", ha señalado Albella este martes durante un desayuno informativo organizado por Europa Press. Y el presidente de la CNMV tiene razón. ¿Que una empresa se tiene que repartir entre varios hijos? Muy fácil si cotiza en Bolsa: se le da a cada uno las acciones que le correspondan y que haga con ellas lo que quiera, incluido venderlas. Pero no nos engañemos, esa misma facilidad para la sucesión es la que puede llevar a la desaparición del carácter familiar de la empresa. De hecho, ¡cuántas compañías familiares han dejado de serlo gracias a la Bolsa! Albella quiere hacer de la CNMV un supervisor eficaz. Además, y aunque esto no lo dice él con estas palabras, quiere recuperar el prestigio de la casa, dañado después de las preferentes, la salida a Bolsa de Bankia, etc. Por eso, quiere que la CNMV tenga acceso a los registros de llamadas de las telecos. Ojo, no es algo nuevo. El supervisor tuvo esta capacidad hasta el año 2007, cuando cambió la legislación y el acceso pasó a ser muy complicado técnicamente. En esta línea, la CNMV también solicitará el acceso al fichero centralizado de titularidades del Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención de Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (Sepblac). Más cosas. Después de tres años suspendida, Pescanova volverá a cotizar en Bolsa en menos de dos meses. "Soy partidario de que las suspensiones de cotización duren lo menos posible, pero este caso es complejo", ha señalado Albella. Opa de la italiana Atlantia sobre Abertis. Recuerden: justo antes de las primeras noticias, las acciones de Abertis subieron un 7% y las de Atlantia cayeron un 3%. "Cuando hay una situación de este tipo, se investiga siempre", ha afirmado el presidente de la CNMV. En cualquier caso, tengan paciencia porque, como ha reconocido el propio Albella, estas investigaciones "llevan su tiempo". Un último apunte que habrá pasado desapercibido al gran público: durante su intervención, Albella ha omitido una palabra fundamental para los mercados: 'confianza'. Ni una sola mención a la confianza, tal vez porque hacerlo lleva implícito el reconocimiento de que no existe o de que se ha debilitado. Sea como fuere, ha llamado la atención a algunos de los presentes. Pablo Ferrer [email protected]