• Un acuerdo que no es baladí: supone el 34% de las ventas anuales del fabricante europeo, según los analistas del Banco Sabadell.
  • Pero sin olvidar que hace dos meses, el C-919, el primer gran avión de pasajeros chino, hizo su primer vuelo oficial.
  • China aspira a competir con Airbus y Boeing como fabricante mundial, así que necesita ganarse la confianza de los consumidores y de las aerolíneas.
Airbus vuela este jueves un poco más alto, después de aprovechar que China aún no es un competidor en la fabricación de aviones. Y es que le ha vendido 140 (en concreto, 100 A320 y 40 A350) por 20.000 millones de euros. El acuerdo alcanzado con China Aviation Supplies Holding Company (CASC) no es baladí, pues supone el 34% de las ventas anuales del gigante aeronáutico europeo, según los analistas del Banco Sabadell. Además, aumenta un 2% su cartera de pedido y refleja el buen momento comercial de Airbus. ¿Y quién es CASC? Pues el Ejecutivo de Pekín. Eso sí, no podemos olvidar que China se está preparando para ser vendedor y no comprador. Hace dos meses, el C-919, el primer gran avión de pasajeros chino, hizo su primer vuelo oficial. El proyecto que el país asiático lleva soñando desde los años 70 es ya una realidad y el medio con el que aspira a competir con Airbus y Boeing. Claro que para lograrlo necesita tiempo (de ahí, la importante compra que acaba de hacer a Airbus), así como ganarse la confianza de los consumidores y de las aerolíneas. Primero en la propia China y después en el resto del mundo. Además, no hay que olvidar que los chinos serán los principales impulsores del crecimiento del tráfico aéreo en las próximas dos décadas, como recuerdan los analistas del Sabadell, llegando a representar el 38% de la demanda en 2036, ocho puntos más que ahora. Cristina Martín [email protected]