• El holding aéreo franco-holandés vuelve a tener beneficio e ingresa 26.059 millones ( 4,6%) en 2015, pero no repondrá aún el dividendo.
  • En el cuarto trimestre, el beneficio neto es de 276 millones (-10%) por el 13-N, que tuvo un impacto de 120 millones en las ventas netas.
  • Por aerolíneas, Air France facturó 16.477 millones ( 5,7%); KLM, 9.905 millones ( 2,7%) y la 'low cost' Transavia, 1.099 millones ( 4,1%).
  • La deuda neta también se contagia de la mejora del balance y se reduce en 1.103 millones, hasta los 4.307 millones.
El holding aéreo franco-holandés Air France-KLM tiene razones para estar contento y satisfecho, pues parece que remonta el vuelo, por fin, tras siete años en pérdidas. En el año 2015, ha ganado 118 millones de euros, a pesar de verse afectado por atentados de París ocurridos el pasado 13 de noviembre. Air France-KLM ha vuelto a tener beneficio, por primera vez en siete años y ha dicho adiós a los números rojos, que en 2014 ascendieron a 225 millones. Por su parte, los ingresos se han situado en los 26.059 millones, un 4,6% más que en el año anterior. Unas mejoras muy significativas que, por ahora, no repercutirán en los accionistas, pues la compañía que preside Alexandre de Juniac no repondrá aún el dividendo. Por su parte, el Ebit creció desde unas pérdidas de 129 millones hasta el terreno positivo, situándose en 816 millones. Y el Ebitda alcanzó los 2.447 millones ( 54%). En el cuarto trimestre, el beneficio neto fue de 276 millones (-10%) por el 13-N, que tuvo un impacto de 120 millones en las ventas netas. Mientras, el volumen de negoció subió un 2,2%, hasta los 6.346 millones. El "entorno favorable creado por los bajos precios del combustible", en palabras de De Juniac, se puede ver en la factura del combustible. En 2015, el grupo franco-holandés gastó 6.138 millones ( 6,7%) en combustible y estima que este año, la factura alcance los 4.500 millones. Por aerolíneas, Air France fue la que presentó el mejor balance: facturó 16.477 millones ( 5,7%) y su Ebitda subió un 80,4%, hasta los 1.525 millones. La cifra de negocio de KLM ascendió a 9.905 millones ( 2,7%) y su Ebitda, a 911 millones ( 24,1%). Mientras, la 'low cost' Transavia, ingresó 1.099 millones ( 4,1%) y tuvo un Ebitda con pérdidas de 35 millones, eso sí, un 2,7% inferiores a las del año anterior. Respecto a la deuda neta, hay que señalar que también se ha contagiado de la mejora del balance de 2015. En concreto, se ha reducido en 1.103 millones, situándose en 4.307 millones, gracias fundamentalmente al plan 'Transform 2015'. En cuanto al futuro, De Juniac lo tiene bastante claro y ha comentado que el grupo aéreo seguirá los objetivos marcados en su plan 'Perform 2020'. Es decir, crecer en larga distancia, en mantenimiento y en desarrollo de Transavia en Europa -su capacidad ha crecido un 5,3% y aumentará un 15% en 2016-. Además, continuará con su reestructuración y el recorte de costes. Cristina Martín [email protected]