• Ni las ONG más neutras se salvan del fanatismo musulmán.
  • Un suicida hizo detonar los explosivos que portaba a la entrada del edificio y dio paso a un número aún no confirmado de asaltantes que empezaron a disparar.
  • Los grupos insurgentes armados y las organizaciones criminales tienen habitualmente entre sus objetivos a las organizaciones no gubernamentales en Afganistán.
  • En esa zona operan los talibanes y el Estado Islámico (EI).
  • Aunque los talibanes afganos han negado su implicación en el ataque con un mensaje en Twitter.
Al menos una persona ha muerto y 14 han resultado heridas en Afganistán en un ataque contra la sede de la organización no gubernamental Save the Children en Jalalabad, informa RTVE. El ataque, al que las fuerzas de seguridad han puesto fin después de tres horas, comenzó a las 9.10 hora local cuando un suicida hizo detonar los explosivos que portaba a la entrada del edificio y dio paso a un número aún no confirmado de asaltantes que empezaron a disparar. Varios vehículos estacionados frente a la oficina de la ONG ardieron a consecuencia de la explosión. Los talibanes afganos han negado su implicación en el ataque con un mensaje en Twitter. Los grupos insurgentes armados y las organizaciones criminales tienen habitualmente entre sus objetivos a las organizaciones no gubernamentales en Afganistán, donde la situación de seguridad se ha deteriorado de manera considerable en los últimos dos años. En octubre del año pasado, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) anunció la reducción "drástica" de sus operaciones en el país tras varios ataques a sus instalaciones y la muerte de siete de sus trabajadores en ataques armados en nueve meses, entre ellos la española Lorena Enebral Pérez, de 38 años. Nangarhar, provincia fronteriza con Pakistán, es una de las zonas más inseguras de Afganistán. En ella operan los talibanes y el Estado Islámico (EI), que tiene en esta zona su principal bastión en el país asiático, y su capital es habitual escenario de ataques terroristas contra objetivos civiles. Andrés Velázquez [email protected]