• Premia a los accionistas por su primer récord de beneficio como presidente.
  • Dicha remuneración es un 69,7% superior a la de 2016, y supone repartir el 80% del beneficio.
  • El primer gestor aeroportuario del mundo por pasajeros gana 1.232 millones ( 5,8%) por extraordinarios.
  • Los ingresos ascienden a 4.027,6 millones ( 6,8%), destacando el aumento de los comerciales ( 11,3%).
  • Buenas noticias en generación de caja (2.014,6 millones, un 9,8% más) que permite reducir deuda a 7.156 millones.
  • Remuneraciones: el expresidente, Vargas, se lleva 129.000 euros y García-Legaz cobra 34.000 por sus dos meses y medio al mando.
En AENA, Jaime García-Legaz (en la imagen), ha decidido premiar a los accionistas por su primer récord de beneficio neto como presidente -puesto al que llegó el pasado 16 de octubre-. En concreto, ha disparado el dividendo a 6,5 euros brutos por acción, siendo un 69,7% superior respecto al del año anterior (3,83 euros). Esta política de remuneración supone repartir el 80% del beneficio neto y se someterá a votación en la la Junta del próximo 10 de abril. El principal beneficiario es el Estado, que a través de Enaire es dueño del 51% de AENA: recibe 502,656 millones de los 985,6 millones que se repartirán los accionistas. El resto (482,944 millones) irá a los propietarios del 49% restante, entre ellos, varios fondos. El primer gestor aeroportuario del mundo por número de pasajeros ha ganado 1.232 millones, un nuevo récord que supone un incremento del 5,8% respecto a 2016. Pero conviene destacar que la cifra incluye 153,7 millones de extraordinarios por la reversión de provisiones relacionadas con expropiaciones del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas en el año anterior. Los ingresos de AENA han ascendido a 4.027,6 millones ( 6,8%), destacando el aumento de los ingresos comerciales ( 11,3%, hasta 1.060,6 millones), que ya representan un 26,3% del total. Eso sí, la mayor parte procede de los ingresos aeronáuticos, que se situaron en 2,692,4 millones ( 5,6%). Por su parte, el Ebitda ha aumentado un 9,8%, hasta los 2.517,4 millones. Buenas noticias también en generación de caja (2.014,6 millones, un 9,8% más), lo que ha permitido reducir la deuda hasta los 7.156 millones. Así, el ratio de deuda neta sobre Ebitda ha pasado a ser de 2,8 veces. En cuanto a las remuneraciones del consejo, la cifra total fue de 288.000 euros, 10.000 euros mayor a la del año anterior (278.000). El expresidente de AENA, José Manuel Vargas, se llevó como último sueldo 129.000 euros, en lugar de los 166.000 euros de 2016. Mientras, su sucesor, García-Legaz, ha cobrado 34.000 por sus dos meses y medio al mando. Pese a todo, las acciones caían un 0,89% al mediodía y ha cerrado con un descenso del -0,77%, con un Ibex también a la baja (-0,6%). ¿Alguien lo entiende? Cuesta ver que el dividendo disparado no haya tenido eco en el parqué madrileño... Cristina Martín [email protected]