• Estanislao Carpio abandona la empresa después de lograr un beneficio de 7,7 millones de euros en 2015.
  • Lo más cachondo: el Consejo le cesa como Ceo y, al mismo tiempo, le acepta su renuncia como consejero.
  • En su lugar llega Costas Antimissaris, ex directivo de Inditex y de Marks & Spencer.
No es, ni mucho menos, el primer movimiento significativo que se produce en la cúpula de Adolfo Domínguez. Tal y como cuenta La Voz de Galicia, en los últimos meses se han producido salidas de consideración como, por ejemplo, la del director de RRHH, Juan de Mora Narváez, o la del director financiero, Juan Fernández Novo. Pero ninguna como la salida anunciada este jueves, la del consejero delegado, Estanislao Carpio (a la derecha de la imagen junto a su ya exjefe, Adolfo Domínguez). Carpio se marcha, para ser exactos, le echan, después de lograr que la compañía abandonara los números rojos en 2015, al registrar un beneficio de 7,7 millones de euros. En cualquier caso, lo más sorprendente lo hemos visto en el hecho relevante: "En la reunión del Consejo de Administración celebrada en el día de hoy, el Consejo en pleno ha acordado el cese de D. Estanislao Carpio Martínez en el cargo que ocupaba hasta hoy como Consejero Delegado de la Sociedad". Y aquí viene lo mejor: "Asimismo, el Consejo ha aceptado la renuncia presentada por el Sr. Carpio a su cargo como consejero de la Sociedad". O sea, que primero te echo y luego acepto tu renuncia. Sin palabras. En su lugar llega un hombre muy experimentado, ex directivo de Inditex y de Marks & Spencer: Costas Antimissaris. Su reto más importante: aumentar las ventas. Si no lo consigue puede acabar como Carpio. Pablo Ferrer [email protected]