• La alcaldesa de Barcelona y líder de 'Barcelona en Comú' ha anunciado su intención de liderar un nuevo partido político de izquierdas en Cataluña que aspire a gobernar la Generalitat.
  • El objetivo es construir una alternativa de izquierda radical que también defienda el derecho a decidir y que aglutine el máximo de formaciones políticas.
  • De hecho, Colau abrió la puerta a que la CUP o los sectores más a la izquierda y catalanistas del PSC se sumen.
La alcaldesa de Barcelona y líder de 'Barcelona en Comú', Ada Colau (en la imagen), ha anunciado su intención de liderar un nuevo partido político de izquierdas en Cataluña que aspire a gobernar la Generalitat. El objetivo es construir una confluencia al estilo de Barcelon en Comú, la plataforma que gobierna en el ayuntamiento de Barcelona, una alternativa de izquierda radical que también defienda el derecho a decidir y que aglutine el máximo de formaciones políticas. "Tejeremos el máximo de alianzas posibles", ha manifestado Colau, junto a los diputados de En Comú Podem en el Congreso, Xavier Domènech y Marcelo Expósito. Colau abrió la puerta a que la CUP o los sectores más a la izquierda y catalanistas del PSC se sumen, si así lo deciden a un nuevo movimiento político que algunos comparan con el PSUC y en el que todavía no hay cargos no nombres prefijados. Pero hasta el momento Podemos no está incluido en estos planes. Recordemos que en las elecciones catalanas del 27-S, Barcelona en Comú decidió no implicarse en la confluencia de izquierdas que conformaron 'Catalunya Sí que es Pot', formada por Iniciativa per Catalunya Verds (ICV), Esquerra Unida i Alternativa (EUiA), Podemos y Equo. Mientras que en las elecciones generales del 20-D, la formación que capitanea Colau, Barcelona en Comú, decidió implicarse en una candidatura que sumó a Podem, ICV, EUiA y Equo, y que, bajo las siglas En Comú Podem, encabezó Xavier Doménech, un independiente de la confianza de la alcaldesa, entonces comisariado de Memòria Històrica del Ayuntamiento de Barcelona. Desde Cataluña se aportaron 12 de los 69 escaños que las marcas de Podemos sumaron en toda España. Colau cerraba simbólicamente la lista apareciendo en el último lugar de la candidatura. Sobre su posible candidatura a presidir la Generalitat en un plazo razonable de tiempo, Colau aseguró no tener "aspiraciones" más allá del Ayuntamiento, aunque dejó la puerta abierta a un hipotético liderazgo al ofrecer toda su "ayuda" como "activista de Barcelona en Comú". Y ahí está la clave: Colau aspira a aglutinar a todas las izquierdas radicales catalanas y a disputarle ese espacio al mismísimo Pablo Iglesias. Andrés Velázquez [email protected]