• Le han escrito una carta a Mariano Rajoy porque lo consideran insuficiente, pues esperaban más, tal y como se prometió.
  • Sin embargo, el PP no cree que voten contra la Proposición de ley, pues el portavoz en el Congreso señala que todos coinciden en obligar al consentimiento paterno para las menores de 16 años.
  • En el programa electoral del PP en 2011 se decía: "Prestaremos una especial atención a los no nacidos" […] "Cambiaremos el modelo de la actual regulación sobre el aborto para reforzar la protección del derecho a la vida". Pero sólo fueron promesas.
  • Todo esto ocurre, en vísperas de la manifestación provida que tendrá lugar en Madrid el próximo 14 de marzo, donde las asociaciones reivindicarán leyes que defiendan la vida de todos en cualquier circunstancia y sin excepciones.

El tema del aborto vuelve a estar en el centro de la diana y encima en vísperas de la manifestación provida que tendrá lugar el próximo 14 de marzo en Madrid. Este martes, el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, ha señalado que no cree que los diputados rechacen el 'mini-cambio' que se ha hecho en la 'ley Aído', pero olvida que su partido prometió mucho más.

Se debe destacar que ningún ministro quería presentar esta 'reformilla' y por eso se usó al grupo parlamentario 'popular' para meter una Proposición de Ley al respecto sobre el consentimiento paterno obligatorio para las menores de 16 años. Lo más probable es que el primer debate y la primera votación de la misma se hagan el día 24 de este mes.

Doce diputados provida del PP han enviado una carta al presidente del Gobierno y de este partido, Mariano Rajoy, mostrándole su disconformidad con el pequeño cambio, pues lo ven insuficiente. Y es que esperaban mucho más en esta materia. Hay que destacar que la 'reformita' no supone derogar la 'ley Aído' y por lo tanto, mantiene el aborto como derecho. Hernando no cree que estos diputados provida voten en contra del consentimiento paterno, pues todos los representantes del PP en el hemiciclo coinciden en que este sea obligatorio, e insiste en que así se cumple el programa electoral.

Conviene que el PP recuerde el programa electoral que presentó en 2011 y que le llevó a ganar las elecciones generales de ese año por mayoría absoluta. En sus páginas decía bien claramente: "Prestaremos una especial atención a los no nacidos". Pero no sólo eso, sino que también apuntaba lo siguiente: "Cambiaremos el modelo de la actual regulación sobre el aborto para reforzar la protección del derecho a la vida, así como de las menores". Sin embargo, sólo fueron promesas y buenas palabras que casi cuatro años después se han quedado en lo mínimo de lo mínimo.

Esta falta de memoria y de no recordar todo lo que se prometió refleja muy bien que el PP es un partido abortista y nadie mejor que la vicepresidenta del Congreso, Celia Villalobos, para explicarlo. Esta peculiar política y esposa de Pedro Arriola, uno de los asesores de Rajoy en cuestiones electorales y el que le aconseja que se olvide del voto católico, que no existe, ha desautorizado a los diputados 'populares' provida, pues afirmo que " lo que no cabe en el PP son las personas que dicen no al aborto".

Todo esto ocurre, en vísperas de la manifestación provida del 14M, convocada por más de 40 asociaciones civiles bajo el lema 'Cada vida importa. Por la vida, la mujer y la maternidad'. Entre los objetivos de esta marcha, está el de reivindicar leyes que defiendan la vida de todos en cualquier circunstancia y sin excepciones.

Cristina Martín

[email protected]