• En el mercado se especula con una valoración que oscilaría entre 2.400 y 2.700 millones de euros.
  • Y la OPV puede ser amplia. A Abertis no le interesa mantener el 51%, de la misma forma que Caixa controla la matriz, Abertis, con poco más del 20%.
  • Eso sí, Abertis será el primer accionista.
  • Y desde el día 1 de abril ya no existe Abertis Telecom sino Cellnex Telecom.
  • Primer negocio: la torres de telecomunicaciones de las televisiones. Segundo: las TDT.
  • Ni el menor indicio de que Hispasat se integre en un futuro en Abertis Telecom.
  • Y he aquí cómo La Caixa, vuelve a la Villalongamanía: la suma de las partes vale más que el todo.

Desde el 1 de abril ya no existe Abertis Telecom, sólo Cellnex Telecom. Pero es lo mismo, es la división de telecomunicaciones de Abertis que ahora vuela sola y para remarcar su independencia (de aquella manera, pues el presidente será el vicepresidente ejecutivo de Abertis, Francisco Reynés) saldrá a bolsa con una OPV. De paso financiará la expansión, que acaba de dar el primer paso con la compra de la italiana Wind, una inversión de casi 700 millones de euros en torres de telecomunicación.

La OPV de Cellnex Telecom se iniciará este mismo mes de abril con el envío a la CNMV del correspondiente folleto. En el mercado se espera una capitalización de entre 2.400 y 2.700 millones de euros.

Una cifra importante, por ejemplo, la valoración que se hace para otra OPV próxima, la de Talgo, apenas supera los 1.000 millones de euros. De todas maneras, aprovechando el buen momento del mercado, y antes de que lleguen nuevos competidores, ,Reynés pretende acelerar el proceso todo lo que se lo permita el organismo regulador (CNMV).

Y ojo, Abertis está dispuesto a perder la mayoría. Vamos que puede ser una OPV amplia, dado que Abertis no pretende controlar el 51% de Cellnex, de la misma forma que Caixa controla la matriz, Abertis, con poco más del 20%.

Dado lo difícil que lo pone la nueva contabilidad financiera 'made in' Basilea y Bruselas, lo cierto es que, para mantener el grupo industrial, a su vez, base de la obra social, La Caixa debe controlar con menos del 50%.

En cualquier caso, La Caixa, vía Abertis, vuelve a la Villalongamanía. Es decir, la suma de las partes vale más que el todo. Abertis ya segregó Saba y ahora segrega Abertis Telecom (perdón, Cellnex). Ya veremos cómo sale.

En cualquier caso, ni por un momento se ha planteado Francisco Reynes que Hispasat entre en Cellnex. Lo de la nueva operadora será las torres de telecomunicación, especialización de negocio segregada de las redes de las propias telecos, así como la televisión digital terrestre. A ver cuántos canales reparte el Gobierno, oh sí.

Eulogio López

[email protected]