• Así, todo indica que no habrá querella contra la CNMV: hay que evitar el escándalo.
  • Y encima, ahora resulta que los dos -Atlantia y ACS- son igual de malos.
  • ¿La razón? Son constructores… y no saben de alta tecnología (Hispasat).
  • Por cierto, la rebaja de tensión también afecta a Gas Natural: ya no importan los fondos.
Abertis lleva meses inmersa en la guerra de OPAs, una situación que también afecta, y bastante al Gobierno. De hecho, el presidente, Mariano Rajoy, ha regañado al ministro de Energía, Álvaro Nadal (ambos en la imagen), pues no se puede estar en guerra con todos, todo el tiempo. Así, todo indica que no habrá querella contrra la CNMV. Y el presidente del supervisor, Sebastián Albella, feliz. De hecho, hace días, se mostró confiado en que finalmente no hubiera acciones legales. Claro que no debe olvidar que no tiene razón: aunque fuera discutible que Fomento y Energía tuvieran que dar su visto bueno previo a Atlantia, les corresponde a estos, y no a la CNMV, decidir si era necesaria dicha autorización. Y encima, ahora resulta que los dos opadores -Atlantia y ACS- son igual de malos. ¿La razón? Son dos constructores… y no saben de alta tecnología. Por eso preocupa que se hagan con una tecnológica tan importante como Hispasat, y no sólo en lo que al tema de satélites (incluidos los militares -Hisdesat-) se refiere. Recuerden que hasta ahora, el Gobierno sólo había sido duro con la oferta de los Benetton, que están ante la gran decisión: retirar la oferta o mejorarla. Por cierto, la rebaja de tensión también afecta a Gas Natural: ya no importan los fondos. Cristina Martín [email protected]