• Sería la gran operación de intercambio hispano-italiana.
  • El primer problema es el precio: tengan en cuenta que ENEL ha vaciado Endesa.
  • Pero esta sigue valiendo 21.000 millones en bolsa, un precio artificial.
  • Y Borja Prado en medio de la melé, 'of course'.
  • El segundo problema es que se precisa el acuerdo de ambos gobiernos.
  • Sin embargo, que Atlantia sea privada y Enel estatal no supone ningún problema: hablamos del 'convolutto' italiano.
Es la gran operación hispano-italiana: Abertis para Atlantia y Endesa para Gas Natural Fenosa (GNF). Hispanidad adelantó el interés de GNF en hacerse con su competidor eléctrico, Endesa. El presidente de Criteria (donde se integra Abertis) y de la propia GNF, Isidro Fainé (en la imagen junto a Borja Prado) tiene la última palabra en ambas operaciones: la opa de Atlantia sobre Abertis y la potencial compra de Endesa por GNF. Vamos por partes. La controvertida opa de la italiana Atlantia sobre la española Abertis, operación que no gusta nada al Gobierno español, es, encima, rácana. Ahora bien, si logra ligarse a la fusión energética... Isidro Fainé preside Criteria y preside GNF. Es, insisto, el hombre clave. Pero no podía faltar al festín Borja Prado, que no es el mayor especialista en el sector eléctrico pero preside la compañía desde hace una década. El principal problema para tan espectacular intercambio es la valoración. Caixa-Criteria, posee un 18% de Abertis, que en bolsa vale 16.000 millones, y a la que Atlantia quiere comprar por 16,5 euros la acción. Endesa vale más, a pesar del vaciamiento realizado por la púbica italiana ENEL, que ha vendido sus mejores activos y están paralizadas sus térmicas en España. Entonces, ¿por qué Endesa se acerca a los 21.500 millones de euros (por 20.500 GNF, por cierto)? Pues porque ENEL posee más del 70% del capital. Con un capital flotante tan corto, ENEL mantiene artificialmente la cotización y, en cualquier caso, el Gobierno de Roma quiere vender la entidad. Lo mejor, la división iberoamericana, ya la vendió en su día. En plata, Gas Natural adquiriría Endesa y a cambio permitiría que los Benetton de Atlantia se hicieran con la concesionaria de autopsitas Abertis. Y ustedes se preguntarán: Pero si Atlantia es privada y Enel pública, ¿cómo es posible el intercambio? ¡Ay ingenuotes!: estamos hablando de Italia, del 'convolutto' público-privado más grande del mundo mundial. Eulogio López      [email protected]