• Por el nuevo modelo concesional en España.
  • Como en el caso del Castor, todos pagaremos mucho a Abertis.
  • Ahora bien, cuidado con la venganza pública en la renovación -o no renovación- de las concesiones.
  • En cualquier caso, Abertis 'se va' de España como concesionaria.
Nuevo golpe a las arcas públicas, esta vez a cuenta de la autopista de peaje AP-7, cuya concesión está en manos de Abertis. Sin entrar en los detalles, estamos hablando de un nuevo 'caso Castor': el Estado tendrá que pagar a Abertis entre 1.500 y 2.200 millones de euros, si finalmente los tribunales le dan la razón a la compañía que preside Salvador Alemany. De momento, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, anunció el martes que recurrirá la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid conocida el mismo martes. Precisamente, la sentencia del TSJM es una gran victoria de Abertis que se produce, además, en el momento más crítico: justo cuando el Gobierno tiene que plantearse el modelo concesional que quiere para España. Para empezar, debe decidir si quiere un modelo de pago por uso -peajes- o no. Lo siguiente es saber si emprenderá la renovación de las concesiones a cambio de más inversiones por parte de las empresas -el Ejecutivo ya ha dicho que no lo contempla, pero no sería la primera vez que se desdice- o, por el contrario, abrirá un nuevo proceso de licitación. El tiempo apremia: en 2018 vencerán las primeras concesiones. La AP-7 lo hará en 2021. Este es el contexto en el que se ha producido la victoria de Abertis. Por eso, cuidado, porque la 'venganza' puede ser dura, incluso si el modelo elegido por el Ejecutivo es abandonar el pago por uso. Y es que las carreteras, por ejemplo, requieren un mantenimiento permanente y, por lo tanto, personal que lo lleve a cabo. En cualquier caso, estamos hablando de Abertis, que ha decidido 'abandonar' España como concesionaria, precisamente por la incertidumbre acerca del modelo que quiere el Gobierno. Nuestro país no está entre los elegidos para recibir los 2.200 millones de euros que tiene previsto invertir la compañía en 2017. Pablo Ferrer [email protected]