• Florentino se niega a perder la mayoría en Hochtief.
  • Al fondo, el empecinamiento del Gobierno de no cambiar el modelo de autopistas.
  • "Si España cambia el modelo, la opa de Atlantia se queda coja", admite un directivo de Abertis.
  • Y para los partidarios de la opción italiana, dos cosas: la primera, es verdad el inmovilismo del Ejecutivo.
  • Y dos, aunque el Gobierno cambiara el modelo concesional las cifras no cambiarían tanto.
  • Atlantia va a por todas: aprueba la ampliación de capital.
  • Y el Ceo asegura que la compañía tiene "las espaldas anchas" en caso de que ACS presente una oferta.
Las aguas bajan revueltas en Criteria, propietaria del 22,2% de Abertis. Por un lado, los partidarios de vender la compañía al mejor postor y, por otro, los que abogan por mantener la situación actual. Dos bandos bien definidos y que siguen esperando la decisión del presidente de Criteria, Isidro Fainé. En eso coinciden todos: la decisión final depende del presi. Fuera de Criteria y dispuesto a todo está Florentino Pérez. Mejor dicho, a casi todo. A ¡Oh capitán, mi capitán! le gusta la idea de hacerse con Abertis, pero no a cualquier precio. Y ahí es donde empiezan las dificultades. Para empezar, Abertis vale en bolsa 16.688 millones de euros frente a los 10.483 millones de ACS. La constructora no está en una posición de fuerza que le permita lanzar una contra opa por la concesionaria. Luego está la opción Hochtief (70% de ACS), la joya de la corona del grupo, que capitaliza en bolsa casi tanto como la matriz, 9.583 millones. Pero hay un problema serio: tendría que ampliar capital de tal manera que ACS perdería la mayoría. Y, tal y como adelantara Hispanidad, ¡Oh capitán, mi capitán! no está dispuesto a ceder el control de Hochtief a los alemanes que, dicho sea de paso, tienen el champán preparado por si llega ese momento. Y por si todo esto fuera poco, al fondo continúa el empecinamiento del Gobierno Rajoy de no cambiar el modelo concesional. Por ejemplo, alargar la vida de las concesiones a cambio de más inversiones, una práctica que se lleva a cabo en diversos países (Francia, Argentina…) con resultados más que notables. "Si España cambia el modelo, la opa de Atlantia se queda coja", admite un directivo de Abertis. Pero no, a Mariano Rajoy, que está empeñado en mantener la españolidad de Abertis, no le gustan las autopistas de peaje y se niega a cambiar el modelo concesional en nuestro país. Este es el panorama que contemplan desde Roma. Y a río revuelto… por eso, Atlantia sigue adelante con su plan inicial: la Junta extraordinaria de Accionistas de este miércoles ha aprobado la ampliación de capital con la que espera pagar hasta un 23% de la opa sobre Abertis. Una opa que, en cualquier caso, tendrán que mejorar sí o sí: los títulos de Abertis cotizan este miércoles a 16,7 euros, por encima de los 16,5 euros que ha ofrecido Atlantia hasta ahora. La italiana va a por todas. Su consejero delegado, Giovanni Castelluci, ha asegurado, tras la Junta, que la compañía tiene "las espaldas anchas" en caso de que ACS presente una oferta. En definitiva, los italianos se están aprovechando del guerracivilismo español y continúan a lo suyo. Los partidarios de la opción Atlantia saben que hay dos circunstancias que juegan a su favor: por un lado, el inmovilismo del Gobierno a modificar el modelo concesional español y, por otro, que aunque lo cambiara, las cifras no cambiarían tanto porque Abertis no es sólo autopistas (Cellnex, Hispasat). Además, España no es su principal mercado. Pablo Ferrer [email protected]