• Sería el cierre del círculo el fin del proceso de degradación de Naciones Unidas.
  • "Los Estados Partes deben proporcionar acceso seguro al aborto para proteger la vida y la salud de las mujeres embarazadas", dice el susodicho Comité de la ONU, pero al niño por nacer que le parta un rayo.
  • El proyecto también considera las restricciones al aborto como una forma de trato cruel, inhumano y degradante.
Aberrante paradoja: el Comité de Derechos Humanos (¡derechos humanos!), una de las comisiones más antiguas y conocidas de la ONU, está considerando excluir al niño por nacer del "derecho a la vida" dentro  del marco del derecho internacional, informa Friday Fax C-Fam. El cambio sometido a consideración dice: "Los Estados Partes deben proporcionar acceso seguro al aborto para proteger la vida y la salud de las mujeres embarazadas, de igual forma en situaciones donde llevar el  embarazo a término causaría dolor o sufrimiento sustancial a la mujer, especialmente cuando el embarazo es el resultado de violación o incesto, o cuando el feto sufre de un impedimento fatal ". El proyecto también considera las restricciones al aborto como una forma de trato cruel, inhumana y degradante. A renglón seguido, con gran cinismo, el Comité dice que el derecho a la vida "es inherente a todo ser humano" y que "no debe interpretarse estrechamente". Describe el derecho a la vida como "el más preciado" y el "derecho supremo de los cuales no se permite ninguna excepción". Sin embargo los comentarios también dicen que la eutanasia no viola el derecho a la vida si se lleva a cabo en pacientes con enfermedades terminales. Una amplia gama de grupos provida de todo el mundo irrumpió en el comité en el 2015 cuando por primera vez se hizo evidente que consideraría excluir  al niño no nacido del derecho a la vida. La preocupación de los provida fue tan abrumadora en comparación con la respuesta de los grupos abortistas, que la propia secretaría de la ONU extendió el período de comentarios para permitir que Planned Parenthood y otros grupos  abortistas realizarán más intervenciones. Los expertos internacionales en salud y leyes han criticado anteriormente los comités de la ONU en el tema del aborto incluyendo los Artículos de San José. Cincuenta estudiosos señalaron que ningún tratado de la ONU menciona el aborto. Por lo tanto ninguno de estos tratados resulta justamente interpretado, bajo ninguna circunstancia,  al incluir el derecho del aborto. Los artículos señalan que si bien ningún tratado de la ONU incluye obligaciones positivas  y específicas hacia los Estados con respecto a la protección de los niños en el vientre materno, el derecho internacional crea una presunción a favor de la protección de la vida en el vientre,  porque prohíbe la aplicación de la pena de muerte a las mujeres embarazadas, y La Convención sobre los Derechos del Niño protege explícitamente a los niños "antes del nacimiento". Un estudio reciente sobre el significado del tratado, cuando éste fue negociado, también contradice el borrador actual del comité. Thomas Finegan, al escribir en el Diario Tulane de Ley Internacional y comparativa, narra cómo los autores de la convención rechazaron los intentos tanto de establecer obligaciones positivas respecto al aborto o la protección de la vida antes del nacimiento. Y es que la lo avisó el sacerdote recientemente fallecido Juan Claudio Sanahuja: en la actual ONU se están revisando y reinterpretando los derechos humanos originales, como el derecho a la vida, para poder justificar medidas de control de la natalidad que favorecen a países ricos. Recordémosle a la ONU: el aborto atenta contra la ley natural porque todo el mundo puede saber con su sola razón que matar a un niño en el vientre de su madre es un asesinato. Y la ley natural pide que ese niño siga viviendo. José Ángel Gutiérrez [email protected]