• Bancos y fondos están asfixiando a la empresa.
  • Lo mas probable: acuerdo financiero con bancos y fondos… a precios abusivos, antes de que termine julio.
  • Luego, un año más de angustia financiera y venta de los principales activos: el tercer tren, el 40% de Atlantica Yield y el bioetanol.
  • En el mejor de los casos, Abengoa sobrevivirá jibarizada.
  • Por ahora sólo se buscan 500 millones de euros, entre otras cosas para dejar de pagar las nóminas.
  • Lo lógico es que el juez homologue… y con ello alargue la agonía un año más.
  • Ojo, Fornieles y Fernández de Piérola han perdido el apoyo de la banca acreedora.
  • Banca y fondos hacen bien en pedir más ventas más rápido. Hacen mal en asfixiar financieramente a Abengoa. Pero ambas cuestiones están ligadas .
Situación actual de Abengoa. Hace un mes que se anunció el acuerdo entre bancos y fondos (el ya famoso "dinero nuevo") y el tal acuerdo aún no se ha firmado. ¿Se firmará? Los fautores -bancos y fondos- dicen que sí, aunque lo que hay que ver son las condiciones de esa nueva aportación de dinero. Recordemos que en su momento los fondos exigieron un interés total del 25. No olvidemos que las aportaciones primeras realizadas por fondos y, sobre todo, por la banca acreedora, acabaron en una carga financiera del 25%. En plata: con Abengoa ocurre lo que con muchas a otras refinanciaciones: cuando se llega a un acuerdo todo el mundo canta las excelencias del mismo, aun cuando lo que realmente ha ocurrido es que se han endurecido tanto las condiciones que se prolonga la agonía y la cosa acaba en quiebra. Por de pronto, no hay dinero para la extra de julio, que ya es no tener. La banca, además, asegura que no pondrá un euro más y los fondos exigen condiciones de usura, que es lo suyo. ¿Y pondrán los 500 millones que se les solicita para atender pagos corrientes (para sobrevivir, vamos)? Sí, lo pondrán porque dadas las condiciones que están exigiendo, dado como están exprimiendo a Abengoa, seguro que no se van a perder ese negocio. Hay algún banco acreedor un pelín más serio que lo que echa en cara al equipo formado por el presidente, Antonio Fornieles, y el Ceo, Joaquín Fernández de Piérola, es el proceso de ventas prometido y no ejecutado. Fornieles es un antiguo hombre de KPMG, un auditor y consultor retirado. De Fernández de Piérola, procedente de Abengoa México, se esperaba mucho más. Al menos la banca acreedora esperaba más celeridad a la hoa de vender. Ahora ya no cuenta con su apoyo. Ahora bien, una de las tres joyas de la corona de Abengoa es: el Tercer Tren, una planta en México, una planta de cogeneración que produce electricidad y vapor. Una obra bien pergeñada y que vale un potosí. Luego está el 40% de Atlatica Yield, propiedad de Abengoa, que cotiza en bolsa, por lo tanto, su valor nítido es cuestionable: 800 millones de euros. Por último, el bioetanol, especialmente las plantas de Estados Unidos, España y Francia. Ninguna de estos tres activos enajenables van a venderse ahora mismo. Todos dicen que es mejor venderlos dentro de un año: cuando el Tercer Tren esté en funcionamiento valdrá más, cuando Atlántica Yield ya no sufra la rémora de Abengoa no-refinanciada, valdrá más, y cuando suba el precio del petróleo, dado que el bioetanol no deja de ser un sustituto del crudo (si éste está barato, el otro no puede estar caro). Ahora bien, los partidarios -por ejemplo la banca acreedora- de vender ya y reducir deuda ya alegan que un año más significa un año de más de intereses sobrevenidos. En cualquier caso, el calendario es el siguiente: acuerdo sobre el dinero nuevo (los 600 millones ya otorgados y los 500 esperados). Hay que ver las condiciones de esos 1.100 millones de euros. Pero ojo, al juez hay que presentarle toda la deuda, la nueva y la vieja, con el apoyo de un 75% de los acreedores. A partir de ahí, el juez aprueba un plan de negocio y se convoca una Junta General de Accionista, en la que nace la nueva mayoría y se decidirá qué equipo nombran bancos y fondos para gestionar la compañía. En resumen: banca y fondos hacen bien en pedir más ventas más rápido. Hacen mal en asfixiar financieramente a Abengoa. Pero ambas cuestiones están ligadas . Eulogio López [email protected]