• Y lo peor, a nadie le interesa.
  • A no ser, claro está, que se vuelva al sistema de ayudas.
  • Y el subgobernador Restoy se la juega. Fue un empeño personal suyo.
Lo están diciendo todos los banqueros españoles: Abanca es un problema. La entidad de Juan Carlos Escotet (en la imagen) no termina de arrancar y su situación se ha enquistado. El plan de expansión no se está cumpliendo y los resultados trimestrales no están siendo, ni mucho menos, los esperados. Lo peor de todo es que, a estas alturas de la película, el banco con sede en Galicia no le interesa a nadie, tampoco a ninguno de los grandes. Ahora bien, si se volviera al sistema de ayudas... En toda esta historia, cuyo final aún desconocemos, hay tres protagonistas: el propio Escotet, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y el subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy. Todos se juegan mucho con el futuro de Abanca, también Restoy. La adjudicación de NCG Banco al venezolano Banesco fue un empeño personal suyo. El número dos del BdE no quería que la entidad terminara en manos de fondos de capital riesgo –presentaron las mejores ofertas- y decidió, con el apoyo inestimable de Feijóo –no quería que se lo quedara La Caixa-, que el ganador de la puja fuera Escotet. Por cierto, lo lógico es pensar que de los tres, el venezolano es el que más tiene qué perder. No estén tan seguros. Se llevó NCG Banco por 1.003 millones de euros, de los que sólo ha pagado –mayo de 2014- el primer plazo: 403 millones. Pero miren por dónde, durante el primer semestre de 2014, el beneficio de la entidad ascendió a 440 millones. Un negocio redondo. Y de los 600 millones restantes todavía no hay señal. En definitiva, no se juega tanto como pudiera parecer a priori. En cualquier caso, la vida sigue y hay que aprovechar cualquier acontecimiento. Por ejemplo, la presentación de la primera Memoria de Responsabilidad Social Corporativa, hito que ha tenido lugar este jueves. "Tanto en nuestra actividad comercial como en nuestra información económica y en nuestro modelo de gobierno corporativo queremos ser totalmente transparentes, en primer lugar hacia nuestros clientes, pero también hacia el conjunto de la sociedad", ha declarado Escotet. Pablo Ferrer [email protected]