• El venezolano se ha hecho muy amigo del Rey emérito.
  • El caso es que ha creado un 'club social de notables' en Sanxenxo que frecuentan, entre otros, Juan Carlos I y su íntimo amigo, Pedro Campos.
  • Escotet ha pasado de chavista a simpatizar con la oposición… y, ahora, a monárquico empedernido.
Juan Carlos Escotet estás feliz en España. Nunca antes, desde que se hiciera con NCG Banco en diciembre de 2013, había logrado el equilibrio ideal entre la vida profesional y la familiar. O, mejor dicho, entre la profesional y la social. ¿El secreto? El vicepresidente y dueño de Abanca ha 'creado' un 'club social de notables' en la bellísima y distinguida Sanxenxo. Y, lo mejor, entre los 'socios' cuenta con Juan Carlos I. Efectivamente, Escotet se ha hecho muy amigo del Rey emérito, del que siempre se ha destacado su enorme capacidad como embajador, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. Y donde está Juan Carlos es fácil encontrar al experto regatista Pedro Campos, íntimo amigo suyo y presidente, precisamente, del Real Club Náutico de Sanxenxo. De hecho, ya han sido varias las ocasiones en las que los tres han salido a navegar juntos por aguas de la ría. En definitiva, Escotet ha pasado de chavista a simpatizar con la oposición… y, ahora, a monárquico empedernido. Pablo Ferrer [email protected]