• El venezolano todavía no ha pagado el banco pero adquiere un inmueble de lujo en el Paseo de Recoletos que no necesita para nada.
  • Pero a Escotet le cabreaba llegar a Madrid y ver una oficina de Evo Banco en la sede de la territorial de Abanca, situada en la calle Serrano.
  • ¿Trasladará la sede de la entidad a la capital de España? De momento no.
Vayamos por partes. Primero, el precio: a finales de 2013, el grupo Planeta vendió su sede en Madrid al fondo alemán GLL Real Estate, por 22,2 millones de euros. Hablamos del edificio situado en el número cuatro del Paseo de Recoletos (en la imagen), un inmueble de lujo de 3.700 metros cuadrados distribuidos en diez plantas, incluidas las bajo rasante. Pues bien, después de rehabilitar el edificio, el fondo alemán se lo ha vendido a Juan Carlos Escotet por 44 millones de euros. Casi el doble. Vamos, un chollo. El asunto es todavía peor si tenemos en cuenta que el dueño y vicepresidente de Abanca ha cerrado esta operación y todavía no ha pagado el banco que le adjudicó el Frob. Me dirán que Abanca necesitaba un edificio representativo en Madrid que albergara su oficina territorial. Pues miren, la verdad es que no. La realidad es que Escotet estaba harto de llegar a Madrid y tener que toparse con una oficina de Evo Banco cada vez que acudía a la sede de la territorial Madrid de Abanca, situada en la calle Serrano, esquina con Marqués de Villamagna. Y tanto le cabreaba que al final ha decidido cortar por lo sano y llevarse las oficinas al Paseo de Recoletos. Ahora bien, el inmueble parece un poco excesivo para albergar únicamente la sede central de una territorial. Por eso, la pregunta surge sola: ¿Trasladará la sede del banco a Madrid? De momento parece que no. Ya veremos más adelante. Pablo Ferrer [email protected]