• Eso sí, aunque no es de Bilbao, asegura que se ven como absorbentes y no como absorbidos, perdón, "consolidadores y no como consolidables".
  • En plata, que en cualquier momento lanza una Opa sobre el Santander, el BBVA o sobre Caixabank.
  • Lo cierto es que Abanca no funciona y comienza a ser un problema para el Frob y para el Banco de España.
Efectivamente, Juan Carlos Escotet (en la imagen) no es de Bilbao, pero porque no ha querido. Preguntado este jueves, durante la presentación del nuevo modelo de sucursal, por la posible participación de Abanca en la próxima ronda de fusiones bancarias, el vicepresidente de la entidad señaló que, en todo caso, se ven como absorbentes y no como absorbidos o, si prefieren las palabras textuales, "como consolidadotes y no como consolidables". Vamos, que en cualquier momento lanza una Opa sobre el Santander, el BBVA o sobre Caixabank. Bromas aparte, lo cierto es que Abanca comienza a ser un problema para el Frob y para el Banco de España. La entidad no acaba de funcionar -el beneficio hasta septiembre cayó un 22%- y Escotet está viendo cómo sus planes para ganar dinero rápido con el banco se desvanecen. Por ejemplo, la salida a bolsa. Por eso, el dueño de Banesco está buscando que le fusionen, aunque de puertas afuera asegure que no tiene prisa y que "los resultados nos permiten estar preparados para analizar las mejores opciones que puedan surgir". El problema es encontrar un comprador. Así las cosas, la solución podría llegar en forma de fusión entre entidades medianas para que, más tarde, fuera una de las grandes la que se quedara con ella. Ocurra lo que ocurra, será después del 20-D. Mientras tanto, hay que modernizar las sucursales. Pablo Ferrer [email protected]