• Ada Colau, Mónica Oltra, Cristina Almeida, Pilar Bardem y Maruja Torres, entre otras, firman un manifiesto para apoyarla. A ellas se unen, otros como Pablo Iglesias, Íñigo Errejón, Juan Carlos Monedero o Santiago Auserón.
  • Personas de la política, el cine, la música, la literatura o la universidad que creen que la portavoz del Ayuntamiento de Madrid "no tiene nada de lo que avergonzarse".
  • "Lleva años ejerciendo un derecho constitucional, reivindicando pacíficamente intereses que afectan a toda la sociedad", añaden. Pero ¡profanar una capilla no es nada pacífico!
  • Paralelamente, Carmena nombra como sustituta de Guillermo Zapata al frente de la concejalía de Cultura a Celia Mayer, otra activista del movimiento 'okupa'.
Un día más hay que hablar de Rita Maestre (en la imagen), la profanadora enseñatetas de la capilla de la Complutense, que podría ser condenada a un año de cárcel. Como decíamos el pasado miércoles, la portavoz del Ayuntamiento de Madrid ni dimite ni se arrepiente e inexplicablemente cuenta con el respaldo de Carmena y de Iglesias. Pero por si esto no fuera ya suficiente ahora se le une un coro de feministas y 'feministos'. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; las políticas Mónica Oltra o Cristina Almeida, caras de Podemos como Teresa Rodríguez y Carolina Bescansa; la actriz Pilar Bardem o la escritora Maruja Torres son sólo algunas de las que han firmado un manifiesto en apoyo de Rita. Claro que también se han unido otros, entre los que están: políticos 'podemitas' como Pablo Iglesias, Íñigo Errejón -su exnovio-, Juan Carlos Monedero, el eurodiputado Miguel Urbán o el diputado de la Asamblea de Madrid Miguel Ardanuy; el músico Santiago Auserón o el actor Alberto San Juan. Personas de la política, el cine, la música, la literatura o la universidad que creen que la portavoz del Ayuntamiento de Madrid "no tiene nada de lo que avergonzarse". Más bien lo contrario, señalan que "la denuncia pacífica y democrática de viejas desigualdades y viejos privilegios debería de ser un motivo de agradecimiento y no de vergüenza". ¡Increíble! Deberían recordar que el 10 de marzo de 2011, Maestre profanó la capilla de la Universidad Complutense situada en el campus de Somosaguas: se desnudó en el templo de cintura para arriba y profirió frases ofensivas contra la Iglesia. No contentos con esta sinrazón de defender lo indefendible, ponen a Rita como víctima en lugar del verdugo que es: dicen que su "gran pecado" fue participar en una "manifestación estudiantil", una acusación que se usa ahora y "obedece a motivos políticos". Estas feministas y 'feministos' ven que la situación que enfrenta estos días es "tremendamente injusta y no podemos quedarnos inmóviles ante ella. Está en juego la democracia". Pero tendrían que recordar que la enseñatetas cometió un delito reflejado en el artículo 524 del Código Penal (libertad de conciencia y sentimientos religiosos), por lo tanto, contra derechos y libertades fundamentales. Como era de esperar este coro tira por la tangente, dejando claro que su "condena es para los políticos corruptos que han hecho de este país su negocio particular acostumbrados a manejar la política como su coto privado". Un alegato que está bien, pero condenar todo lo que atente contra la defensa de los derechos fundamentales, entre ellos, la libertad religiosa, también. Finalmente, el coro de feministas y 'feministos' afirma que Rita Maestre "lleva años ejerciendo un derecho constitucional, reivindicando pacíficamente intereses que afectan a toda la sociedad". Pero, oigan, ¡profanar una capilla no es nada pacífico! Lo que hay que ver, parafraseando el refrán, más valía lo malo conocido que lo bueno por conocer porque muchos de los que se jactan de venir a hacer una 'nueva política' tienen actitudes y comportamientos que no son nada ejemplares ni acordes a los derechos y libertades fundamentales. Y si no recuerden los hechos protagonizados por el edil Guillermo Zapata y que provocaron su dimisión 'a medias'. Por cierto, le sustituirá al frente de la concejalía de Cultura, otra activista del movimiento 'okupa', Celia Mayer. Cristina Martín [email protected]