• Rajoy ha iniciado una campaña de promoción en Cataluña… de cuya eficiencia muchos dudan en Génova.
  • En Moncloa aseguran que el PNV (5 diputados) votará sí a los Presupuestos de 2018.
  • Pero olvidan que el Principado triplica la población del País Vasco.
  • Y Montoro miente. Esto no beneficia al resto de España, sólo a Euskadi. Al resto le perjudica.
  • Eso sí, el PSOE se divide… pero el PP también.
El cupo vasco debatido en el Congreso durante la mañana del jueves se convertirá en el acuerdo de Mariano Rajoy (en la imagen junto al presidente vasco, Íñigo Urkullu) que más caro nos salga a los españoles, además de sembrar la discordia en media España. No sólo es que se haya dividido el PSOE, es que también se divide el PP, cuyos barones, por ejemplo Feijóo, están más que hartos de pagar el diputado peneuvista (son cinco) a precio de oro, mientras los nacionalistas vascos reaccionan según costumbre: con desplantes. En Moncloa aseguran a Hispanidad que, aunque no oficialmente, el PNV, a cambio del cupo vasco y de las nuevas inversiones en Euskadi, aprobará los Presupuestos generales del Estado para 2018. Insistimos: los cinco votos más caros de la historia. Tanta cesión ante los vascos no gusta en el PSOE ni en el PP. A Feijóo, por ejemplo, no le gusta. A Ximo Puig y a Susana Díaz, tampoco. Es igual, Rajoy ha impuesto el principio-dogma a todo el Gobierno pepero: a Cataluña nada, a Euskadi todo. En Cataluña basta con la propaganda. La clave son las elecciones del 21-D. Rajoy se ha marchado a Cataluña y pretende un pacto con PSOE y Ciudadanos para conseguir un bloque constitucional que apoye un Gobierno de Inés Arrimadas. Aunque sea en minoría si el PSOE no acepta. Pero a Euskadi hay que comprarle con dinero. Total: a Cataluña nada, a Euskadi todo. Y todo para sacar adelante los presupuestos, que es la única ley que Rajoy considera imprescindible para aguantar la legislatura. Para Cataluña nada, para Euskadi todo aún a costa de dividir a su propio Gobierno. Pero olvida don Mariano que el Principado triplica la población del País Vasco. Y respecto la debate parlamentario del jueves, Montoro miente. Esto no beneficia al resto de España, sólo a Euskadi. Al resto le perjudica. Eso sí, el PSOE se divide… pero el PP también. Eulogio López [email protected]