• Fundación Red Madre pide a la sociedad acoger, ayudar y acompañar a las mujeres embarazadas en situación de vulnerabilidad que quieren llevar a término su embarazo.
  • Amaya Azcona, Directora General de fundación Red Madre: "Aún no existe aún una Ley de apoyo a la maternidad, cuyo objetivo sea configurar un marco legal adecuado para la protección del derecho de la embarazada a ser madre".
  • En la misma línea, la Fundación Madrina denuncia la situación de vulnerabilidad que sufren muchas mujeres adolescentes gestantes o con hijo a cargo.
  • Fundación Madrina propone la creación de la figura de familia acogedora de emergencia para madre adolescente gestante o con hijo a cargo.
Mujeres de todo el mundo se movilizan hoy 8 de marzo en busca de una "igualdad real". Para esta jornada está convocada una huelga de 24 horas, así como un paro de dos horas para visibilizar la protesta. Asimismo, se celebrarán manifestaciones y concentraciones en toda España. Por primera vez, confluyen en una misma jornada las reclamaciones de organizaciones feministas, sindicales y cívicas. No se trata sólo de un paro laboral, sino que la protesta se extiende al ámbito de los cuidados y al consumo de determinados artículos, especialmente los dirigidos a la mujer. En ese contexto, la Fundación Red Madre pide a la sociedad española "acoger, ayudar y acompañar a las mujeres embarazadas en situación de vulnerabilidad que quieren llevar a término su embarazo". En España hay miles de mujeres que cada año, tras ser abandonadas por su entorno cercano (de pareja, familiar, laboral) y por el Estado se ven abocadas a poner fin a su maternidad. "Ayudar a una mujer en su maternidad es trabajar por el bien común. No se construye una sociedad estable sin apoyar a sus miembros más débiles. Debemos recordar que no existe aún una Ley de apoyo a la maternidad, cuyo objetivo sea configurar un marco legal adecuado para la protección del derecho de la embarazada a ser madre, que es una proyección del derecho de la mujer al desarrollo de su personalidad. Ante la pasividad del Estado, la sociedad tiene la obligación de promover leyes de apoyo a estas mujeres", señala Amaya Azcona, Directora General de fundación Red Madre. "La maternidad merece un apoyo e impulso del que actualmente se encuentra privado. En estos días en que las sociedades de todo el mundo están alzando la voz para luchar por los derechos de la mujer. Pedimos que también griten alto en favor de las que son madres, para que se las ayude a acceder a puestos de trabajo y se les facilite compatibilizar su vida familiar con su vida laboral, así como a resolver las circunstancias adversas que las rodean desde el inicio del embarazo, que es cuando surgen las dudas, las presiones y la toma de decisiones irrevocables que marcarán toda su existencia", añade la Fundación. La Directora General precisa que "desde nuestra experiencia, cuando una mujer ve que el camino de las dificultades se le despeja, aunque sea mínimamente, y se encuentra con apoyo emocional y acompañamiento humano decide continuar con el embarazo, que es lo que en su corazón quiere hacer". Fundación Red Madre  también recuerda "que la maternidad es un bien personal y social, que dota a la mujer de capacidades que aumentan su rendimiento. Además, su condición de madre resulta primordial para el desarrollo de la sociedad. En este sentido, las empresas, grandes y pequeñas, tienen un papel fundamental en hacer visibles a estas mujeres y en la construcción de una sociedad amable con la maternidad, facilitando la conciliación y apoyándolas para que sus carreras profesionales no se vean truncadas por ser madres". "Aquellas mujeres que son madres merecen el aplauso de la colectividad por todo lo que aportan a la sociedad y por ejercer esta función -en ocasiones- en un entorno que se presenta hostil y en el que, a pesar de todo, luchan incansablemente para salir adelante", concluye la Tundación. Por su parte, la Fundación Madrina denuncia la situación de vulnerabilidad que sufren muchas mujeres adolescentes gestantes o con hijo a cargo, tanto de parte de sus familias como de los colegios donde estudian, generando exclusión escolar, grave riesgo para la salud de las mismas y riesgos de salud psicológica por el acoso que sufren de compañeros y profesores. Fundación Madrina que cuenta ya con más de 18 años de funcionamiento dedicado al cuidado integral de las mujeres gestantes y madres de niños pequeños, ha acogido más de 4000 mujeres madres o gestantes al año en situación de pobreza, violencia o abuso, un 10% de los casos son adolescentes que se han visto desamparadas. Expulsadas de sus familias y también de sus centros educativos, siendo consideradas "mal ejemplo" para el resto de los alumnos. Muchas jóvenes adolescentes gestantes sufren violencia familiar, escolar o institucional y no tienen un teléfono de emergencia ni asistencia, ya que el 016 es exclusivamente para violencia de hombre contra mujer, es decir, violencia de género. Fundación Madrina denuncia que hay muchos otros tipos de violencia, económica, familiar, que sufre la mujer en silencio y especialmente las más vulnerables las jóvenes adolescentes. En este sentido, Fundación Madrina pide que se abran tres nuevas vías de trabajo: -Legal: creando "la Baja Maternal Escolar", equivalente a la "baja maternal laboral" ya que muchas madres adolescentes por razones sanitarias causan baja de estudios en períodos prolongados de tiempo, por lo que se abren constantemente "expediente de absentismo escolar" previo a su expulsión de los centros escolares. -Sensibilización: concienciar a la sociedad y prevenir el "bulling escolar" de estas menores en sus centros educativos causados por otros estudiante y sus profesores, incluso con la pérdida de becas de estudio o su expulsión de los colegios. -Creación de la figura de familia acogedora de emergencia para madre adolescente gestante o con hijo a cargo, con el fin de acoger de manera más humanizada las situaciones riesgo social y de calle de estas menores expulsadas de sus hogares o violentadas por sus familiares. -Creación de Aulas especiales para madres adolescentes gestantes, que conciliara la realidad de la maternidad con los estudios. Estos centros especiales respetarían los horarios de lactancia de la madre, habilitarían guardería para sus bebes, enseñarían a las jóvenes de manera más tutelada. -Fundación Madrina tiene una línea de atención 24h: 900649198, para atender adolescentes madres y gestantes en situación de vulnerabilidad o víctimas de violencia o abuso. Andrés Velázquez [email protected]