• Entre los de mayor representación, el PP habla de fiscalidad apoyando a las familias y que es posible recuperar ingresos bajando impuestos.
  • El PSOE derogará casi todo, también la reforma fiscal. Pero no detalla cómo será la suya.
  • Unidos Podemos subirá el IRPF, el Impuesto de Sociedades al 30%, el Impuesto sobre Patrimonio; aplicará uno a los beneficios de la banca y bajará el IVA.
  • Ciudadanos ya no habla de cambiar el IVA, pero reducirá un 2% el IRPF a todos los contribuyentes y acercará el tipo efectivo al nominal en el Impuesto de Sociedades.
  • Entre los partidos más pequeños, VOX contempla reducir y eliminar impuestos (como el de Sucesiones) y mantener tres tipos de IVA.
  • UPyD quiere prohibir amnistías fiscales, reformar el IVA y armonizar el Impuesto de Sucesiones estableciendo un gravamen y un exento mínimos.
  • Y SAIN apuesta por reducir los salarios de cargos políticos electos al SMI y que los partidos sólo se financien con las aportaciones de sus militantes.
Ya estamos en la cuenta atrás para el 26-J y entre las muchas promesas de los partidos, las de materia fiscal no pasan nada desapercibidas, pues afectan a nuestros bolsillos. Entre ellas, encontramos la lucha contra el fraude fiscal, subidas o bajadas de impuestos… Sólo hace falta que las propuestas no se queden en papel mojado, sobre todo, en el caso del que se lleve el gato al agua, aunque al igual que el 20-D, todo apunta a que necesitará pactar. Entre los de mayor representación, el PP habla de fiscalidad apoyando a las familias y de que es posible recuperar ingresos bajando impuestos. El ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro, también ha defendido que la rebaja es compatible con reducir el déficit, pues ya lo hicieron y no por ello causaron mayor déficit. En relación al Impuesto de Sociedades, Montoro no discute que seamos uno de los países que menos recauda por esta vía, pero considera que no se puede ahogar a las empresas. Y respecto al IVA, está contento con la recaudación y presume de que tenemos tipos reducidos en alimentación, algo que no ocurre en Europa. Por su parte, el PSOE derogará casi todo lo que ha hecho el PP, incluida la reforma fiscal. Apuesta por hacer su propia reforma del sistema impositivo, pero no detalla cómo será. Además, habla de controlar la eficiencia en el gasto público, aumentar los recursos dirigidos a I D i y el umbral de facturación en pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades y la liquidación del IVA. En Unidos Podemos contemplan subir el IRPF para recaudar 10.000 millones de euros más que ahora. En lugar de la contención y la corrección, se inclinan por aumentar el gasto público y la relajación en la reducción del déficit (parece que no temen una multa de Europa en este sentido…). Quieren poner en marcha una reforma fiscal progresiva y un nuevo modelo de lucha contra el fraude. Entre los impuestos, destaca la subida del tipo de Sociedades al 30% y la eliminación de la mayoría de las deducciones, así como la subida del Impuesto sobre Patrimonio y del de Sucesiones y donaciones. Pero no les basta con apretar a las empresas y aplicarán un impuesto a los beneficios de la banca. Eso sí, apuesta por bajar el IVA al incorporar más productos básicos a tipos reducidos. Mientras, Ciudadanos ya no habla de cambiar el IVA como en su programa del 20-D. Tampoco subirá los impuestos a clases medias y trabajadoras, reducirá un 2% el IRPF a todos los contribuyentes. Se decanta por reformar el Impuesto de Sociedades, acercando los tipos efectivos a los nominales para que la recaudación se acerque a la media de la zona euro, reformar el delito fiscal y sustituir el Impuesto de matriculación por el de emisiones potenciales de vehículos. Entre los partidos más pequeños y que normalmente se ven perjudicados por la ley electoral y no logran representación, también hay que destacar algunas propuestas. VOX contempla reducir y eliminar impuestos (el de Sucesiones) y mantener tres tipos de IVA, aunque quiere que éstos vuelvan a los niveles anteriores a la reforma del PP cuando se alcance la estabilidad presupuestaria. Establece un tipo general del 25% en el Impuesto de Sociedades y quiere revisar los impuestos medioambientales y que desaparezcan ciertas deducciones. En UPyD apuestan por prohibir las amnistías fiscales como parte de su plan de lucha contra el fraude y al igual que Ciudadanos, por la reforma del delito fiscal. Otras de sus ideas son reformar el IVA y armonizar el Impuesto de Sucesiones -cedido a las autonomías- estableciendo un gravamen y un exento mínimos. Y por último, en SAIN se atreven con la clase política. Proponen reducir los salarios de los cargos políticos electos hasta el SMI y que los partidos sólo se financien mediantes las aportaciones de sus militantes. Además, busca luchar contra la especulación de la vivienda. Cristina Martín [email protected]