• Al ritmo habitual, el virus separatista tardaría más de un siglo en desaparecer.
  • El guerracivilismo seguirá presente en Cataluña y con consecuencias en toda España.
  • Podemos no es independentista, sino comunista. Y entonces, ¿qué más da?
  • ¿Seguro que debe contarse entre los constitucionalistas?
  • Un cobardón huido, un tal Puigdemont, es aplaudido en las urnas.
  • Y Ciudadanos borra del mapa al PP. ¿Solo en Cataluña?
  • El PP en último lugar, solo por detrás de la CUP.
  • ¿Y el cristianismo? Fuera, no ya del Parlament, sino de Cataluña.
Resultados de las elecciones del 21-D en Cataluña: no suponen ningún cambio. Sí, bajan algo los votos independentistas y sobre todo, no alcanzan el 50% de los votos. Ahora bien, aquí viene la gran confusión. Porque resulta que entre los no separatistas se encuentra Podemos. Los chicos de Pablo Iglesias o de Ada Colau o del fracasado Domènech dicen no ser independentistas pero sí 'referendistas'. No queremos que Cataluña se marche de España pero sí que se decida en referéndum su posible marcha. Pero eso es precisamente, por donde empezaron los hoy separatistas de la Declaración Unilateral de independencia (DIU). ¿Por tanto, ¿Podemos es independentista? Literalmente no, pero son comunistas y por lo tanto, es lo mismo pero acaban en lo mismo. Los independentistas: no se sabe de qué victoria se alegran. Tanto hablar de democracia y resulta que son perdedores en votos, aunque ganadores en escaños. Pueden aliarse con PSC -otro perdedor- pero eso podrá resultar letal para el propio PSC. O volver a la cárcel. Vamos con el panorama. Un cobardón huido, un tal Puigdemont, es aplaudido en las urnas. ¿Quién lo entiende? Y Ciudadanos borra del mapa al PP. ¿Solo en Cataluña? El PP en último lugar, solo por detrás de la CUP. Inés Arrimadas (en la imagen) gana las elecciones pero podría no servirle para nada. ¿Y el cristianismo? Fuera, no ya del Parlament, sino de Cataluña. Y eso es el germen de una guerra civil cuyo, peligro, creo, aún no ha sido conjurado. Volvemos a empezar. Eulogio López [email protected]