• El secretario de Organización del PSOE, César Luena, anuncia que su partido rechazará la investidura de Rajoy porque los españoles "han votado cambio".
  • Aunque guarda las formas y dice que el partido esperará a ver "qué puede hacer el PP".
  • Y declina valorar las condiciones para un pacto fijadas el domingo por la noche por el líder de Podemos, Pablo Iglesias: reforma constitucional para blindar los derechos sociales, reforma electoral y posibilidad de revocación del Gobierno por los ciudadanos.
  • Pero no todos en el PSOE piensan así: García-Page apuesta porque el PSOE lidere la oposición porque no se puede gobernar "a cualquier precio".
El secretario de Organización del PSOE, César Luena (en la imagen junto a Pedro Sánchez) ha adelantado este lunes que los diputados socialistas van a rechazar la investidura del 'popular' Mariano Rajoy como presidente del Gobierno porque sus 5,5 millones de votantes "han votado para cambiar a Rajoy". Preguntado por la posibilidad de una gran coalición de socialistas y populares, ha respondido que "los españoles han votado cambio" y el PP ha perdido más de cuatro millones de votos, así que "están pidiendo un cambio de políticas, no lo contrario" y un Parlamento con "minorías fuertes" que tendrán que negociar. Luena ha reiterado que su partido va a ser "prudente y responsable", y eso supone respetar el mandato de los españoles, así que corresponde al PP intentar formar Gobierno y es pronto para hablar de nada que no sea esperar a ver "qué puede hacer el PP". Por eso, ha declinado valorar las condiciones para un pacto fijadas el domingo por la noche por el líder de Podemos, Pablo Iglesias. Según ha dicho, esas condiciones -reforma constitucional para blindar los derechos sociales, reforma electoral y posibilidad de revocación del Gobierno por los ciudadanos- no le dejan "ni más ni menos tranquilo". Lo que sí le tranquiliza, ha dicho, es que los 5,5 millones de votos que recibió el PSOE han dejado claro que el PSOE es el partido hegemónico y mayoritario de la izquierda y "la alternativa al PP es el PSOE", aunque ha admitido que el PSOE deberá reflexionar. Por eso, ha calificado de "aceptable" el resultado del PSOE el 20-D, porque considera que "ha aguantado" mientras el PP ha sufrido un "hundimiento". No obstante, sí ha dejado claro que, "al margen de cualquier resultado electoral", para el PSOE es "indiscutible" el artículo 2 de la Constitución, el que dice que la soberanía nacional reside en el pueblo español. Sin embargo, no todos los socialistas piensan como Luena: el presidente de Castilla-La Mancha, el socialista Emiliano García-Page, ha apostado hoy porque el PSOE lidere la oposición después de los resultados de las elecciones generales, porque, a su juicio, su partido no puede intentar gobernar "a cualquier precio". "Nosotros no vamos a buscar pactos complejos ni pastiches de ningún tipo; lo que vamos a intentar es que Rajoy intente formar Gobierno", ha asegurado antes de participar en la Ejecutiva del PSOE, que va a analizar los resultados electorales de ayer domingo. Así que se avecinan también tiempos difíciles para el PSOE... Andrés Velázquez [email protected]