• Se considera 'ganador', tras bajar de 110 a 90 diputados.
  • Y todavía peor: si logra gobernar, lo hará secuestrado por los chavistas de Podemos.
  • Pero a Sánchez le importa un bledo todo: se aliará con neo-comunistas, independentistas, y cualquier ultra, con tal de llegar a La Moncloa.
  • Albert Rivera se abstendrá para que gobierne Rajoy. Y le pide a Sánchez que haga lo propio. No lo hará.
  • Eso sí: PP más Ciudadanos suman 163 escaños; PSOE y Podemos 159.
  • El PP ha perdido más 3,5 millones de votos respecto a 2011 y el PSOE un millón y medio.
  • Lo cierto es que, tanto Rajoy como Sánchez, aspiran a lo mismo: a La Moncloa.
  • Pero afrontan el mismo peligro: que no les echen de su propio partido.
  • Lo lógico sería una coalición a la germana entre el PP y el PSOE, pero eso no es posible en la España cainita.
  • Pero Pedro Sánchez está dispuesto a pactar con quien sea con tal de ser presidente del Gobierno.
Sí, Mariano Rajoy ha ganado las elecciones pero ha perdido 3,5 millones de votos respecto a 2011. Pedro Sánchez los peores resultados de toda la etapa democrática. Pedro Sánchez ha obtenido veinte diputados menos (de 110 a 90) que Rubalcaba pero se considera 'ganador'. Al final, pactará con todos y todas, y hasta con el mismísimo Satanás, con tal de llegar al poder. Por su parte, Mariano Rajoy sigue enredado en su acusación al conjunto de los españoles: ingratos. En cualquier caso, tendrá que pactar con Ciudadanos y, aún así, ya veremos. Ciudadanos se ha desinflado pero ojo, ha conseguido el voto de 3,5 millones de españoles. Sin embargo, tendrá que apoyar al PP (123 diputados) y no podrá exigir demasiado. Por ejemplo, no podrá exigir la cabeza de Mariano Rajoy para convertir a Soraya en vicepresidenta. Con 40 diputados la cosa no da para más. En el balcón de Génova, nuestra buena vicepresidenta lloraba. ¿Por la debacle de su partido o por la debacle de su propia carrera política? Por cierto, Albert Rivera dijo algo interesante: a Pedro Sánchez sólo le quedan dos opciones: o abstenerse para permitir que Rajoy sea presidente o gobernar con Podemos y otros radicales. Tiene toda la razón. Y otros socialistas, como García Page o Susana Díaz, están en la misma línea. En cualquier caso, Rajoy dice que va a intentar formar gobierno. La verdad es que, al igual que Pedro Sánchez, lo primero que deberá intentar es que no le echen de su propio partido. En cuanto a Podemos, se ha convertido en el peligro para España, el germen de la futura guerra civil. Y Ojo, Podemos no ha obtenido 69 diputados: eso es la suma de toda la galaxia Podemos, por lo general grandísimos majaderos, donde se mezclan todo tipo de radicalismos. Si lo que les preocupa la estabilidad, lo lógico sería una coalición a la germana: PP más PSOE. Pero la lógica no impera en una España cainita con unos políticos mediocres, que es lo que tenemos. No se abre la etapa del diálogo: lo que se abre es la etapa del enfrentamiento civil en España. Eulogio López [email protected]