• El president asegura que se celebrará el referéndum porque dispone de "planes de contingencia", a pesar de los varapalos de la Justicia.
  • Destituye al secretario general de la Vicepresidencia y de Economía, Josep María Jové, para que no pague la multa 12.000 euros diarios.
  • La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, se pone a la cabeza de las protestas para acosar a los jueces.
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha asegurado que se va a celebrar el ilegal referéndum del 1 de octubre porque dispone de "planes de contingencia" para ello, después de los últimos varapalos de la justicia. Lo hace apoyado por centenares de personas que se han concentrado otra vez este viernes frente a la Ciudad de la Justicia en Barcelona en apoyo de los detenidos por la organización del referéndum independentista del 1-O. Las protestas han sido convocadas por las entidades soberanistas Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium. Entre los asistentes, figuran, cómo no, la presidenta del Parlament, Carme Forcadell; el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, y los consellers Raül Romeva y Ton Comín, así como la diputada de la CUP en el Parlament Eulàlia Reguant y el concejal de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona Alfred Bosch. En otro orden de cosas, el secretario general de la Vicepresidencia y de Economía y Hacienda, Josep María Jové, que fue detenido el pasado miércoles por la organización del referéndum independentista del 1-O, ha sido cesado de su cargo para evitar que tenga que pagar la multa 12.000 euros diarios que fijó el Tribunal Constitucional (TC) para que acatara sus sentencias. Pero el Estado envía 'más madera' a Cataluña. El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha comunicado por carta al conseller de este departamento de la Generalitat, Joaquim Forn, que el Gobierno ha decidido desplazar más unidades de Policía Nacional y Guardia Civil para apoyar a los Mossos d'Esquadra en el mantenimiento del orden público. En ese clima, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha acusado este viernes al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, de propiciar un clima de "acoso masivo" y le ha preguntado: "¿Hasta cuándo va seguir abusando y tensionando al pueblo de Cataluña?". Ha subrayado que pueblo de Cataluña, al que apela el presidente de la Generalitat, también son los jueces, los medios de comunicación, los padres y niños "que acarrean a las manifestaciones", los propios guardias civiles que realizan registros por orden judicial o los miembros del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. "Que deje de atropellar los derechos de su pueblo", ha añadido. Asimismo, la secretaria del Area de Igualdad del PSOE, Carmen Calvo, ha pedido coherencia este viernes al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y se abra al diálogo siendo consecuente con el voto de su formación, PDeCAT, a favor de la creación de la comisión parlamentaria en el Congreso que estudie la modernización territorial del Estado. En una entrevista en TVE, Calvo ha considerado que la comisión, creada a petición del PSOE, es el lugar "idóneo" para comenzar una fase de diálogo con formaciones independentistas. Por ello ha pedido coherencia al presidente de la Generalitat: "PDeCAT votó hablar, ¿qué está ocurriendo para que Puigdemont no empieza a hablar?", ha señalado. Andrés Velázquez [email protected]