• Por orden del juez, la Guardia Civil ha detenido a 14 personas, ha efectuado 22 registros y se han incautado 9 millones de papeletas de 'sí y no', para el referéndum ilegal.
  • Para Puigdemont, "el Estado español ha suspendido de facto el autogobierno y ha aplicado de facto un estado de excepción".
  • Rajoy convoca a Sánchez y Rivera para explicar las nuevas medidas que evitarán la celebración del referéndum.
La Guardia Civil, por orden del titular del juzgado número 13 de Barcelona, ha desplegado este miércoles en Barcelona una gran operación contra el referéndum ilegal. El número dos de la consejería de Hacienda que dirige Oriol Junqueras, Josep Maria Jové, ha sido detenido junto con otros miembros de su equipo. De momento se han contabilizado un total de 14 detenciones y 22 registros, según fuentes policiales. Además, en la operación la Benemérita se ha incautado de 9 millones de papeletas de 'sí o no' para el referéndum, informa RTVE. El objetivo de la Guardia Civil, por orden judicial, era desactivar el núcleo duro de la organización del referéndum, que coordina Junqueras. Se han efectuado registros en sedes de varias consejerías de la Generalitat. Centenares de personas convocadas por la CUP y las entidades independentistas se han concentrado para protestar por la operación, que ha sido defendida el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. "Se ha hecho por decisión del juez para que se cumpla la ley", ha dicho en el pleno del Congreso que han abandonado los diputados del PDeCAT y ERC. El PSOE y Ciudadanos han apoyado la operación ordenada por el juez, mientras que EH Bildu y Podemos han reaccionado en contra. El presidente catalán, Carles Puigdemont, ha comparecido y ha dicho que "el Estado español ha suspendido de facto el autogobierno y ha aplicado de facto un estado de excepción", recoge El País. Carles Puigdemont ha hablado de las "irrupciones policiales, detenciones, registros sin orden, intimidación a los medios, el intento de bloqueo de la cuentas de la Generalitat... genera una situación inaceptable en democracia". Ha ofrecido todo el apoyo a los detenidos, denuncia como ilegítima "la suspensión" del Gobierno de Cataluña. "Nos reiteramos en la respuesta pacífica. El gobierno español ha ultrapasado la línea roja y se ha convertido en una vergüenza democrática". "Defenderemos el derecho de los ciudadanos a decidir su futuro", anuncia Carles Puigdemont. "El 1 de octubre saldremos de casa, llevaremos una papeleta y la usaremos". "Lo que está viviendo Cataluña no lo vive ningún Estado de la Unión Europea. No aceptaremos un retorno a épocas pasadas y no aceptaremos que no nos dejen decidir las épocas futuras", ha concluido Carles Puigdemont en su discurso institucional tras las detenciones de hoy. Por su parte, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy ha convocado este miércoles al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez y al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera para hacerles partícipes de las operaciones judiciales y policiales que se desarrollan en Cataluña, con vistas a impedir que se den las condiciones materiales que hagan posible una consulta sobre la independencia de esa comunidad autónoma el próximo día 1 de octubre. Rajoy quiere comprobar la fortaleza del apoyo de esos dos partidos políticos a las acciones gubernamentales ante el desafío secesionista, informa también El País. Andrés Velázquez [email protected]