• El Gobierno sigue, erre que erre, con la moderación salarial, pues cree que ayuda a sacar más gente de la economía sumergida. Además, dice que ya ha subido los salarios con la bajada del IRPF.
  • Aún sin acuerdo en la negociación colectiva: los sindicatos piden un alza del 1% y las patronales empresariales no quieren tanto, se conforman con un 0,5% o un 0,6%.
  • Es cierto que desde 2011 el salario mínimo ha aumentado nueve euros, hasta los 757 euros mensuales y el salario medio, casi 54 euros, hasta los 2.180,17€.
  • SMI: Zapatero lo subió 8,2€ en 2011 y desde entonces Rajoy sólo lo ha subido entre 3 y 5€. Eso, claro está, los años que no decidió congelarlo (2012 y 2014).
  • Sin embargo, estas alzas no son suficientes, pues los sueldos de España continúan siendo de los más bajos de la Europa occidental. Sólo ganamos a los de Portugal.
  • Según la Carta Social Europea, el salario mínimo debería ser el 60% del salario medio, pero España no lo cumple. Para eso, el SMI español debería ser de 1.308 euros.
Este viernes es 1 de mayo y se celebra el día de San José Obrero, y por tanto, el Día Internacional del Trabajo. En España, tener empleo hoy es una suerte, pues, a pesar del inicio de la recuperación económica, el nivel de paro es demasiado alto. Sin embargo, trabajar no asegura que el trabajador pueda vivir mejor, pues la recuperación no ha llegado aún a los bolsillos de los ciudadanos y los salarios no son para tirar cohetes, pues son de los más bajos de Europa occidental. Todo esto refleja que vivimos una situación de precariedad laboral y aún nos queda mucho por hacer para que nuestros sueldos se asemejen a los de nuestros socios europeos más importantes. Lo primero que debemos señalar es que los salarios españoles (mínimo y medio) no subirán, a pesar de que estemos en año electoral. El Gobierno sigue erre que erre apostando por la moderación salarial, pero claro, como saben, a ellos no les afecta. En concreto, están convencidos de que esta medida ayuda a sacar a más gente de la economía sumergida. También insisten en la mentira, entre ellos, la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez (en la imagen junto a Mariano Rajoy), al decir que ellos no fijan los salarios, es cierto, pero sí se encargan de fijar el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), el cual indiza el resto de salarios bajos. Los miembros del Ejecutivo Rajoy también defienden que ya han subido los sueldos, gracias a la bajada del IRPF contemplada en su última reforma fiscal. Tampoco habrá un descenso de la cuantía de las cuotas sociales, pues no hay margen, según Báñez. Sin embargo, la ministra y su colega, el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, no se ponen de acuerdo en cuántas personas reciben el SMI: ella dice 125.000 y él, 150.000. Este viernes tiene lugar la tradicional manifestación que encabezan los sindicatos. Hay que destacar que aún no hay un acuerdo para cerrar el III Acuerdo de Negociación Colectiva (AENC): CCOO y UGT piden un alza del 1% -esto no gusta al Gobierno-, mientras las patronales empresariales (CEOE y Cepyme), sobre todo la primera que preside Juan Rosell, no quiere tanto aumento y se conforman con un 0,5% o como mucho, un 0,6%. Por si esto fuera poco desde la Unión Europea (UE) tiran de las orejas a España. El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, nos echa la bronca porque no le gusta el mercado laboral dual que tenemos. Es decir, critica que haya trabajadores fijos y bien pagados, y otros precarios y con salarios de subsistencia. Por su parte, el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, ha elogiado hace unos días la recuperación de nuestro país, pero pide más reformas laborales y fiscales. Pasemos a las cuantías de los salarios. Es cierto que desde 2011, es decir, desde que Mariano Rajoy ocupa Moncloa, el SMI ha aumentado nueve euros, ya que ha pasado de los 748 euros mensuales en 12 pagas a 757€ mensuales. Mientras, el salario medio ha crecido casi 54 euros (53,92€), desde los 2.126,25€/mes a los 2.180,17€/mes de 2014. Recuerden que el predecesor de Rajoy, el socialista Zapatero subió mucho más el SMI, pues en 2011 lo subió 8,2€ ( 1,3%), mientras que el 'popular' sólo lo ha subido entre 3 y 5€. Eso, claro está, los años que no decidió congelarlo (2012 y 2014). Sin embargo, estas alzas no son suficientes, pues los sueldos de España continúan siendo de los más bajos de la Europa occidental. Sólo ganamos a los de Portugal. Recordemos que si se efectúa en 14 pagas, nuestro SMI es de 648,60€, mientras que si se hace en 12 pagas, es de 756,7€/mes. Para hacer la comparación usaremos esta última cifra, pero redondeada a 757€/mes. En SMI, la medalla de oro de la UE es para Luxemburgo, con 1.923€/mes, es decir, 1.166 €/mes más que el de España. El segundo y el tercer puesto son indistintamente para Holanda y Bélgica, ambos con 1.502€/mes (745€/mes más). Por detrás se sitúan: Alemania (1.473€/mes; 716€/mes más que el español), Irlanda (1.462€/mes; 705€/mes más); Francia (1.458€/mes; 701€/mes más) y Reino Unido (1.379€/mes; 622€/mes más). Pero antes que España, según los últimos datos de Eurostat, está Eslovenia, con 791€/mes (34€/mes más), de manera que nuestro país ocupa el noveno puesto de los salarios mínimos más altos de la UE. Además, el SMI español es de los más bajos de los países que forman la Europa occidental, pues sólo ganamos al portugués (589€/mes; 168€/mes inferior), y dentro de la UE de los más bajos, ya que sólo adelanta a los de Portugal, Grecia y países de Europa del Este. Pero nuestro SMI también incumple la Carta Social Europea, al igual que el de otros países, pues esta señala que su cuantía debería ser el 60% del salario medio. Para poder cumplir, en España, el SMI debería ser de 1.308€. Pasemos al salario medio. Según los últimos datos correspondientes a 2014, el español es de 26.162 €/año, es decir, 2.180,17€/mes si se efectúa en 12 pagas. Vamos a compararlo también con el de algunos de nuestros socios europeos y para ello lo redondearemos a 2.180€/mes. Luxemburgo, al igual que en SMI, ocupa el primer puesto del ranking, con 54.560€ anuales (4.547€/mes; 2.367€/mes más que el español), le sigue Dinamarca, con 53.319€/año (4.443€/mes; 2.263€/mes más) y Holanda, con 48.856€/año ((4.071€/mes; 1.891€/mes más). Tras los puestos de medalla, están: Bélgica, con 46.464€/año (3.872€/mes y 1.692€/mes más que el español); Alemania, con 45.952€/año (3.829€/mes y 1.649€/mes más); Suecia, con 44.840€/año (3.737€/mes; 1.557€/mes más); Reino Unido, con 44.203€/año (3.684€/mes; 1.504€/mes más); Finlandia, 42.910€/año (3.576€/mes; 1.396€/mes más). Por debajo de los 40.000€ anuales de salario medio se colocan: Francia, con 37.427€/año (3.119€/mes; 939€/mes más que el español); Irlanda, con 34.466€/año (2.872€/mes; 692€/mes más) e Italia, con 30.463€/año (2.539€/mes; 359€/mes más). Así, España  se colocaría en la duodécima posición en salario medio, siendo, como en el caso del SMI, uno de los más bajos de Europa occidental y sólo ganando, de nuevo, a Portugal (17.436€/año; es decir, 1.453€/mes y por tanto, 727€/mes inferior al de nuestro país). Ambas comparaciones, la de SMI y la de salario medio, no dejan dudas de que los de España son los más bajos de Europa occidental y se parecen bastante poco a los de los países principales de la UE-28. Parece que la homologación a Europa se hace en determinados aspectos, pero no en materia salarial. Cristina Martín [email protected]