domingo, 19 noviembre 2017 Número de edición: 5304
Inicio > Confidencial > Coca-Cola vuelve al cristal… pero sin levantar el castigo a Fuenlabrada

Coca-Cola vuelve al cristal… pero sin levantar el castigo a Fuenlabrada

Coca-Cola vuelve al cristal… pero sin levantar el castigo a Fuenlabrada
  • Lanza una botella de vidrio de un litro exclusiva para los hogares, respondiendo a la demanda de los consumidores.
  • La principal razón es medioambiental: el cristal es más fácil de reciclar que el plástico y la lata.
  • La nueva botella de Coca-Cola se hará exclusivamente en la planta de Bilbao, donde han invertido 1 millón de euros.
  • O sea, no da ninguna oportunidad a la fábrica de Fuenlabrada, condenada a ser un centro logístico fallido.
  • Y ojo a la obsesión por el azúcar: además de anunciar la Zero, ya no hablan de Coca-Cola Original, sino de “Coca-Cola Regular”.

Coca-Cola quiere ser aún más verde, a pesar de ser una de las líderes en el Índice de Sostenibilidad Dow Jones 2017, y vuelve al cristal… Eso sí, lo hará sin levantar el castigo a Fuenlabrada, que tristemente, está muy lejos de volver a ser la fábrica innovadora que se ponía como modelo en Atlanta.

Coca-Cola lanza una botella de vidrio exclusiva para los hogares, “respondiendo a una demanda que había sido detectada entre los consumidores”, según Carmen Gómez-Acebo, gerente de Desarrollo de Canal de Consumo Futuro de Coca-Cola European Partners Iberia. La principal razón es medioambiental, pues el cristal es más fácil de reciclar que el plástico y la lata: “Se trata de un envase totalmente reciclable. Tanto el vidrio como el tapón de aluminio puede recuperarse”, subraya José Vicente Gimeno, director de Producción de Refrescos de la filial española de CCEP.

Esta “botella premium icónica”, según presume la compañía, forma parte del compromiso de renovar el parque de vidrio y ofrecer valor añadido. Recuerden que en 2015 estrenaron el nuevo diseño Contour, a principios de año lanzaron la nueva marca Royal Bliss y recientemente, han presentado una nueva botella de Fanta rellenable (denominada Slider) para hostelería.

Todo esto está muy bien y también la cuestión medioambiental, sin embargo hay un pero: la nueva botella de Coca-Cola se hará exclusivamente en la planta de Bilbao, donde han invertido 1 millón de euros para adaptar la línea de vidrio. O sea, que la ‘megaembotelladora’ europea no da ninguna oportunidad a la fábrica de Fuenlabrada, condenada a ser un centro logístico fallido con poco trabajo, a pesar de que desde un punto de vista lógico tiene mucho más sentido una distribución comercial desde el centro del país al resto y no desde una punta al conjunto del territorio nacional.

Y ojo a la obsesión de Coca-Cola por el azúcar. Además de que ya sólo anuncia la versión Zero, ya no hablan de Coca-Cola Original (la normal, para entendernos), como en su web, sino de “Coca-Cola Regular”, en palabras de Carmen Gómez-Acebo. Y claro, regular suena mucho peor que original, pero esta versión aún tiene clientes y por ello será uno de los formatos de la nueva botella de vidrio para el hogar, junto a las versiones Zero y Light.

Cristina Martín

cristina@hispanidad.com