Jueves, 29 junio 2017 Número de edición: 5203
Inicio > Confidencial > Coca-Cola. Marcos de Quinto se pasa tres pueblos: advierte que el boicot pone en peligro 85.000 empleos

Coca-Cola. Marcos de Quinto se pasa tres pueblos: advierte que el boicot pone en peligro 85.000 empleos

Coca-Cola. Marcos de Quinto se pasa tres pueblos: advierte que el boicot pone en peligro 85.000 empleos
  • Por cierto, tal boicot no está teniendo ningún efecto en las ventas porque Coca-Cola es un monopolio.
  • Como si la ‘marca de la felicidad’ necesitara excusa para hacer despidos… En España hizo un ERE con beneficios.
  • Aplaude el ‘desastre’ de la planta de Fuenlabrada, convertida en centro logístico, pero no habla de la poca carga de trabajo.
  • Seguirá en Coca-Cola hasta septiembre de 2018, asesorando al Ceo, James Quincey, en la reestructuración. Ojalá España no sea el modelo…
  • Se queja del impuesto a bebidas azucaradas: “Si el azúcar es malo, lo es en cualquier parte no sólo en las bebidas”.
  • Telepizza será su próximo destino, si los accionistas quieren: entraría como consejero independiente.

Este miércoles, el exvicepresidente y ex responsable mundial de marketing de Coca-Cola, Marcos de Quinto (en la imagen), ha sido entrevistado en ‘Espejo Público’, en la sección ‘Un café con Susanna’, aunque no ha bebido café sino Coca-Cola. Una cita donde se ha pasado tres pueblos al advertir que el boicot pone en peligro 85.000 empleos. Por cierto, tal boicot no está teniendo ningún efecto en las ventas porque Coca-Cola es un monopolio (y hasta Ramón Espinar la bebe).

Concretamente, De Quinto se refería a unos 5.000 empleos directos y unos 80.000 indirectos de proveedores. Como si la ‘marca de la felicidad’ necesitara excusa para hacer despidos… Recuerden que en España hizo un ERE con beneficios.

De Quinto, cómo no, ha aplaudido el ‘desastre’ de la planta de Fuenlabrada, que “se ha convertido en un centro logístico. Todos tienen empleo y tienen las mismas condiciones”. Pero no ha dicho ni mú de la poca carga de trabajo que hay y además se ha equivocado porque se cambiaron las condiciones laborales, usando el artículo 41 del Estatuto de Trabajadores, y los turnos.

Y es que De Quinto seguirá en Coca-Cola hasta septiembre de 2018, asesorando al Ceo, James Quincey, su “amigo”, en la reestructuración que va a llevar a cabo. Ojalá España no sea el modelo… por mucho que el exvicepresidente presuma de que aquí “tenemos 7 plantas, había 11 y se han convertido en 7, pero más grandes. En Francia hay 3 y dos en Alemania”.

Cómo no, De Quinto se ha quejado del impuesto a bebidas azucaradas de Cataluña. Lo considera un “despropósito tremendo” y considera que “si el azúcar es malo, lo es en cualquier parte no sólo en las bebidas”.

Telepizza será su próximo destino, si los accionistas quieren. Y es que su nombre se ha propuesto como consejero independiente, algo que se decidirá en la junta de accionistas de junio y “ocurrirá para octubre”, ha añadido De Quinto.

Por último, subrayar que para el exvicepresidente de Coca-Cola “España no está en crisis, es el país que más crece en Europa, el problema está en cómo se reparte la riqueza”. Claro que en esto él no es un ejemplo a seguir: en 2016 su salario anual fue de 7,2 millones. También le gusta que España esté “vomitando los temas de corrupción”, a pesar de que el PP hace lobby a favor de la multinacional, y le “da pánico” Trump.

Cristina Martín

cristina@hispanidad.com