martes, 21 noviembre 2017 Número de edición: 5306
Inicio > Confidencial > Cláusulas suelo. El Supremo concede a un matrimonio más de lo que ellos pedían

Cláusulas suelo. El Supremo concede a un matrimonio más de lo que ellos pedían

Cláusulas suelo. El Supremo concede a un matrimonio más de lo que ellos pedían
  • La sentencia es importante: una cláusula siempre será nula, incluso tras un acuerdo previo con el banco.
  • Al tiempo, Bankinter vuelve a estrellarse contra las hipotecas multidivisa.
  • Los tribunales lo consideran un producto financiero muy opaco.

Dos casos distintos y dos sentencias condenatorias contra la banca. El primero, el más significativo, el de un matrimonio de Navarra que suscribió una hipoteca con Caja España en 2009. Era la novación de un crédito promotor y nadie les advirtió de que tenía una cláusula suelo del 3%. La sentencia es importante y abre la puerta a otros afectados. Verán por qué.

El matrimonio en cuestión protestó y solicitó que, al menos, rebajaran la cláusula hasta el 2,5%, la misma que tenían los demás vecinos de promoción. El banco accedió -años 2010 y 2011- pero en 2012 volvió a subir hasta el 3%. Después de varias quejas, Banco de España incluido, el matrimonio, asesorado por el despacho Ferrer-Bonsoms & Sanjurjo, presentó una demanda el 4 de junio de 2013 solicitando la nulidad de la cláusula suelo.

En un primer momento, el juzgado número 5 de Pamplona consideró que, efectivamente, la cláusula suelo había sido colocada sin la debida transparencia, pero consideró que posteriormente la “sanaron e hicieron válida”. Es decir, el banco fue condenado a devolver el diferencial entre el 3 y el 2,5% y a mantener la cláusula en el 2,5%.

El matrimonio presentó un recurso ante la Audiencia Provincial de Navarra, que fue rechazado. Por eso, acudieron al Tribunal Supremo que, finalmente, les ha dado la razón al considerar que la nulidad no es subsanable. Es decir, “una cláusula siempre será nula, incluso tras un acuerdo previo con el banco”, explica el despacho. En otras palabras, el acuerdo posterior a la hipoteca con suelo también es nulo, lo que abre la puerta a otros afectados en la misma situación.

Vamos con el segundo caso. El juzgado número 12 de Las Palmas ha anulado la cláusula multidivisa y obliga a Bankinter a recalcular la hipoteca en euros. “El banco no explicó los efectos sobre cuota y capital pendiente de amortización de una fuerte depreciación de la moneda de referencia”, señala el despacho encargado de la defensa, Navas & Cusí.

Dicho de otra manera, los tribunales consideran que las multidivisa son un producto financiero muy opaco. Malas noticias para el banco que dirige María Dolores Dancausa. Hablamos de la entidad más expuesta a este tipo de hipotecas.

Pablo Ferrer
pabo@hispanidad.com