Miércoles, 28 junio 2017 Número de edición: 5202
Inicio > Confidencial > Cifuentes marca distancias entre su caso y el de Esperanza Aguirre

Cifuentes marca distancias entre su caso y el de Esperanza Aguirre

Cifuentes marca distancias entre su caso y el de Esperanza Aguirre
  • ¿Quién es la buena? La presidenta de la Comunidad de Madrid presume de honesta: “No hay ninguna acusación de corrupción contra mí,… no estoy siendo investigada”. Contra Aguirre tampoco.
  • Cifuentes dice que el informe de la UCO sobre dos contratos de la Asamblea de 2009 y 2011 ha sido “desechado por el juez y el fiscal”.
  • “Estoy absolutamente tranquila, más allá de que se quiera sacar rédito político porque en mi Gobierno no hay ni un solo caso de corrupción”, añade.
  • Colaboradora de la Fiscalía: denunció irregularidades del Canal, de la Cámara de Comercio de Madrid y en una compra de preferentes de Caja Madrid.
  • Está molesta con Ciudadanos porque la mayoría de las veces vota junto a la izquierda, conformando junto a Podemos y el PSOE el “tripartido de la oposición”.
  • ¿Futuro? “Me gustaría volver a presentarme a la Comunidad de Madrid”, señala, pero subraya falta mucho tiempo para hablar de candidaturas.

Este lunes, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes (en la imagen junto a Mariano Rajoy, quien la ha presentado como una mujer con “carácter” por ser hija de un general de artillería”) ha marcado distancias entre su caso y el de Esperanza Aguirre y ha presumido de honesta: “No hay ninguna acusación de corrupción contra mí, eso lo quiero dejar claro… no estoy siendo investigada”. “Si de algo puedo presumir es precisamente de honestidad y no voy a consentir que nadie lo quiera poner en duda”, así de tajante ha respondido a las preguntas de varios medios, entre ellos Hispanidad, sobre corrupción que le han realizado en un desayuno de Nueva Economía Fórum.

La presidenta madrileña ha dicho que el informe de la UCO sobre dos contratos de la Asamblea de Madrid de 2009 y 2011, cuando ella era la vicepresidenta primera y por tanto, presidía la Mesa de Contrataciones, ha sido “desechado por el juez y el fiscal”. Unos contratos adjudicados “siempre siguiendo las prescripciones de los técnicos”. Y por si esto no bastara, Cifuentes no ha tenido reparos en comentar que con el empresario en cuestión (Arturo Fernández) también firmaron contratos el Congreso, Moncloa -“estando el PSOE”-, UGT e incluso Zarzuela. “Estoy absolutamente tranquila con esta situación, más allá de que se quiera sacar rédito político porque en mi Gobierno no hay ni un solo caso de corrupción”, ha añadido. Además, se ha sentido “arropadísima” por su partido y por su presidente.

Claro que Cifuentes también se ha jactado de lo mucho que su Gobierno colabora con la Fiscalía: no sólo le dio documentación sobre las irregularidades del Canal de Isabel II, también ha denunciado irregularidades en actividades formativas contratadas con la Cámara de Comercio de Madrid y en una compra de preferentes de Caja Madrid por parte del Consorcio Urbanístico de Móstoles Sur en 2009.

Pero la corrupción no es la única piedra en el camino de Cifuentes, también la falta de mayoría política. La presidenta madrileña está molesta con Ciudadanos porque a pesar del acuerdo de investidura (“no se puede quejar del grado de cumplimiento”), la mayoría de las veces vota junto a la izquierda, conformando con Podemos y el PSOE el “tripartito de la oposición” en la Asamblea de Madrid.

En cuanto al futuro, Cifuentes prefiere hablar de presente, pero no ha desaprovechado la ocasión de tener a su jefe al lado para señalar “me gustaría volver a presentarme a la Comunidad de Madrid”, pues ya tiene “una gestión que puedo ofrecer de ejemplo a los madrileños”. Aunque aún falta mucho tiempo para hablar de candidaturas… está a mitad de legislatura. ¿Rajoy ha dado alguna pista? No, eso sí, en su presentación ha destacado: “Tengo la certeza de que la gestión de Cifuentes es semilla de futuro para Madrid”.

Cristina Martín

cristina@hispanidad.com