martes, 21 noviembre 2017 Número de edición: 5306
Inicio > Confidencial > Cepsa. Pedro Miró trata de ordenar la empresa con un accionista tan fuerte como veleidoso

Cepsa. Pedro Miró trata de ordenar la empresa con un accionista tan fuerte como veleidoso

Cepsa. Pedro Miró trata de ordenar la empresa con un accionista tan fuerte como veleidoso
  • Depende de IPIC, el fondo soberano de Abu Dhabi, que tiene el 100% de la propiedad.
  • Miró adelanta las líneas del nuevo plan estratégico para dar la vuelta por aéreas geográficas.
  • El 70% de su actividad se concentra en países desarrollados, pero trasladará en el futuro a países en crecimiento.
  • Admite que Cepsa entró en la UVI hace dos años, con la crisis, pero hay que salir de ahí y dar el salto.

“Me preocupa el clima pero también los resultados”, ha dicho este miércoles Pedro Miró Roig, consejero delegado de Cepsa, consciente de dos realidades, que el mix (reparto) energético actual se está cuestionando -lo que obliga a la compañía a replantearse muchas cosas-, pero con un único accionista, IPIC -el fondo soberano de Abu Dhabi-, del que dependen, a su vez, los pasos que da.

Por eso el presidente de Cepsa es Suhail Al Mazrouei, consejero delegado de International Petroleum Investment, a su vez ministro de Energía de Emiratos Árabes Unidos. Y la empresa, además, que “entró hace dos años en la UVI”, por la crisis con la crisis, tiene todo para abandonar esa situación y dar el salto.

Pedro Miró ha defendido, este miércoles, el “modelo integrado” de Cepsa durante su intervención en el Encuentro Empresarial CEOE-Cepyme, aunque no ha pasado por alto, al mismo tiempo, la situación en Cataluña, que también les está afectando y ha obligado a la compañía a hacer algunas correcciones.

Pero Cepsa, ha dicho, es “un operador global” y tiene en cuenta, por ese motivo, lo que sucede en el mundo. A partir de ahí, ha anunciado, la compañía se plantea cambios, atento a los deseos de rentabilidad del principal accionista.

Esos cambios se concretarán en el plan estratégico Visión 2030, con tres etapas de cinco años para desarrollar grandes proyectos, en las áreas en las que ya opera, al principio, y con diversificación, después, incluso en fuentes alternativas de energía.

El objetivo, en cualquier caso, es dar la vuelta a actividad actual de Cepsa desde el punto de vista geográfico. En estos momentos concentra el 70% de su actividad en los países desarrollados y el 30% en los países en crecimiento. Pues bien, en el futuro será al revés y con la mirada opuesta, sobre todo, en China y el sudeste asiático.

Las razones de ese cambio son demográficas, porque se trata de zonas densamente pobladas y con carencia de materias primas, y regulatorias (ventajas que no ve en los países desarrollados).

A preguntas de Hispanidad sobre el papel del refino (bendito refino) para salvar los resultados, ha defendido todas las áreas de negocio de Cepsa (exploración y producción, petroquímica y gas y electricidad), aunque ha admitido que desde los descubrimientos en yacimientos argelinos, en los años 90, tiene más esperanza en sus apuesta Colombia, Perú y Oriente Medio.

Pedro Miró ha insistido en que para los cambios de la compañía tendrá en cuenta la demanda de los clientes, que mancan las tendencias de consumo, aunque con la preferencia de determinadas zonas geográficas. Si únicamente pensara en España, ha señalado, la capacidad de crecimiento estaría muy limitada.

Rafael Esparza