Sr. Director: Los cristianos empezamos a cansarnos de tanta ofensa